9 de marzo de 2013 / 05:01 p.m.

San Pedro Garza García.- Mientras que la Eurozona la situación económica que enfrentan ha llevado a unos 6 equipos de futbol soccer a la quiebra, en México los equipos viven tiempos alegres con finanzas saludables que les da la oportunidad de innovar y repartir utilidades, afirmaron Luis Miguel Salvador, presidente deportivo del Club de fútbol Rayados y Antonio Sancho, gerente deportivo del Club Tigres.

Ayer los directivos de los equipos locales de Nuevo León se dieron cita en la conferencia “"Un caso de éxito empresarial: el fútbol regiomontano"”, organizada por la escuela de negocios Panamerican Business Network y moderada por Carlos Mota director académico de la institución educativa.

Además de ser el futbol regio la “"pasión"” de los aficionados, desde el punto de vista de negocio también se limitan a trabajar con presupuestos y se encuentran en constante innovación de su capital humano.

“"En el caso de Monterrey no haces cosas que están fuera de tus realidades, nos manejamos dentro de la prudencia, a lo mejor en otros países sobre todo en Europa el hacer ese tipo de inversiones ellos lo ven bien, pero a la vuelta de los años representa una carga (financiera)"”, mencionó Luis Miguel Salvador.

Un caso de innovación, es el desarrollo de Fuerzas Básicas, coincidieron los directivos de Tigres y Rayados grupos respaldados por las compañías Cemex y FEMSA, respectivamente.

Durante la ponencia los expertos explicaron que sus ingresos provienen de 5 fuentes diferentes, algunos de estos son: taquilla, venta y renta de jugadores y esquilmos (bebidas y alimentos).

Uno de los éxitos que ambos equipos han logrado es la venta de los abonos, una opción que cambió en los últimos años la venta de acceso a los estadios, ya que días antes de que inicie un partido de fútbol, la capacidad del recinto está al 100 por ciento.

“"Es un reto, una exigencia de que cada año hay que darles un producto atractivo y buscamos ser un equipo competitivo"”, dijo el presidente deportivo del Club de fútbol Rayados, que en estos momentos el grupo no está en sus mejores momentos.

El equipo de Tigres vende alrededor de 31 mil abonos para colocarlos en el Estadio Universitario que tiene una capacidad de 42 mil personas.

Rayados coloca aproximadamente 23 mil abonos para su estadio con capacidad para 35 mil asistentes.

En cuanto a la compra y venta de jugadores explicaron que aunque es una fuente de ingresos, no es el objetivo que tienen como negocio ya que cuando adquieren a un futbolista esperan que se perdure en sus filas porque representa un egreso alto:

"“En los gastos de operación de enero a diciembre a veces puedes tener números negros, los desembolsos fuertes se dan cuando compras un jugador, es lo que te desbalancea"”, mencionó el representante de Rayados.

ALEJANDRA MENDOZA