5 de diciembre de 2013 / 05:23 p.m.

Madrid.- General Motors (GM) ha anunciado hoy la salida de Chevrolet del mercado europeo, lo que hará efectivo a finales de 2015, han informado a efe fuentes de la multinacional, que ha tomado la decisión esta madrugada.

La salida de Chevrolet del mercado europeo, salvo de Rusia y de los países de la extinta Unión soviética, es una decisión estratégica de General Motors que se debe a una reorientación de la posición del grupo en Europa.

También ha estado motivada esta decisión por los malos resultados de la marca en los últimos tiempos, han explicado las fuentes consultadas por EFE.

Así, General Motors estará únicamente presente en Europa con la marca Opel como fabricante generalista y con Cadillac como marca de vehículos de alta gama.

Desde General Motors se asegura que los clientes de Chevrolet no han de preocuparse porque la compañía debe garantizar al menos 10 años de asistencia, mediante la firma de contratos con su red de distribución, que, a su vez, podrán dejar la marca o mantener el contrato como concesionario durante los dos próximos años y a partir de ese momento actuar como reparadores.

El proceso natural es que Opel se haga cargo al final de la asistencia del parque circulante de Chevrolet, ya que se trata de vehículos que comparten mucha de la tecnología utilizada en los modelos de esta marca, que no desaparecerá, aunque finalice sus operaciones en Europa.

La última decisión sobre la salida de Chevrolet del mercado europeo ha sido tomada esta madrugada en Corea del Sur, donde está ubicada la fábrica (antigua Daewoo) de vehículos para el mercado europeo.

General Motors, a pesar de ser socio mayoritario con más del 70 % de las acciones de GM Corea, ha esperado a tener la última decisión tras una reunión en el país asiático, que se ha producido a las tres de la madrugada, hora de Detroit.

En un escueto comunicado, General Motors explica que potencia sus operaciones en el Continente con la única presencia de Opel y Vauxhall (marca con la que los Opel se comercializan en el Reino Unido), mientras que el mercado de los vehículos más selectos quedará en manos de Cadillac.

No obstante, Chevrolet estará mínimamente presente con algunos vehículos emblemáticos, como el Corvette en Europa Oriental y Occidental.

Esta decisión, añade GM, mejorará las marcas Opel y Vauxhall y mejorará la complejidad del mercado asociada a la marca Chevrolet. En Rusia y los países de la CEI, asegura, las marcas están claramente definidas y son más competitivas en sus respectivos segmentos.

Para Cadillac habrá una mejora y ampliación de la red de distribución en los próximos tres años, ya que será preparada para la introducción de nuevos productos.

Dan Akerson, presidente y CEO de GM, asegura que ésta "es una victoria para las cuatro marcas. Es especialmente positivo para los compradores de vehículos en toda Europa, que serán capaces de comprar vehículos bien definidos".

Chevrolet trabajará en estrecha colaboración con su red de distribuidores en Europa occidental y oriental para definir los pasos futuros asegurando al mismo tiempo que puede cumplir las obligaciones a los clientes existentes en los próximos años.

"Nuestros clientes pueden estar seguros de que vamos a seguir para proporcionar la garantía, las piezas y servicios para sus vehículos Chevrolet , y para los vehículos comprados entre hoy y el final de 2015", asegura en el comunicado Thomas Sedran, presidente y director ejecutivo de Chevrolet Europa.

EFE