ROBERTO FLORES - @BETOFLORES67
29 de octubre de 2015 / 03:56 p.m.

El 30 de septiembre pasado lo registraron con el nombre del jugador favorito de su papá, pero nunca se imaginaron que casi un mes después su pequeño estaría conociéndolo donde ha anotado grandes goles.

Se trata del pequeño André Gignac Quistian Palomo, que nació el pasado 2 de julio, pero fue registrado hasta hace un mes con el mismo nombre que el goleador de los Tigres, el francés André-Pierre Gignac.

Fue ayer que sus padres, Erick Rafael Quistian Delgado y Cynthia Palomo Perales que lo llevaron al Estadio Universitario, vestido con los colores felinos, y al final del entrenamiento tuvieron la oportunidad de conocer y convivir con el atacante europeo.

Alejandro Garza, jefe de prensa del conjunto auriazul, fue por ellos al túnel de acceso a la cancha. Para entonces ya llevaban muchas fotografías con otros jugadores y autógrafos.

Garza mencionó que Gignac quería tener un encuentro con el bebé y sus padres a solas, sin la presencia de los medios de comunicación, pues es algo que desde su época de jugador en la liga francesa no le gusta.

El momento de que los dos Gignac se conocieron fue “mágico”, el goleador saludo a los esposos y de inmediato procedió a cargar al niño, lo levantó en brazos y después le dio un beso, gestos que hicieron que la pareja Quistian Palomo disfrutara al máximo.

¿Por qué decidiste ponerle este nombre?

“Primero por el jugador, cuando me di cuenta que había llegado, porque soy tigre y porque es un gran delantero”.

“Sobre todo ya que lo vi jugar, porque la verdad no lo conocía, entonces decidí ponerle así ese nombre, con el apoyo de mi esposa”, expresó un emocionado Erick Rafael.

La pareja habita en la colonia Revolución Proletaria del municipio de Monterrey y tuvieron quizá uno de los mejores días de sus vidas, pues el más pequeño de sus cuatro hijos se convirtió en una celebridad por unas horas y pudo conocer a quien debe su nombre.