ROBERTO FLORES
20 de junio de 2017 / 07:43 a.m.

Aunque el motivo del viaje se ha manejado como una semana más de vacaciones y el llevar a sus hijos a conocer Disneylandia, el delantero francés André Pierre Gignac se está dejando querer en Los Ángeles por uno de sus "pretendientes".

Hace apenas unos días "Dedé" cumplió dos años de haber llegado a Tigres y todavía le restan dos años más de contrato con los felinos, pero el Galaxy de la ciudad californiana lo quiere sí o sí en sus filas.

Desde hace varios meses se ha manejado la versión de que la escuadra de la MLS está dispuesta a pagar la cláusula de rescisión del atacante europeo que es de 30 millones de euros o tratar de convencer a la directiva auriazul de negociar un precio más bajo de alrededor de 25 millones de dólares.

"Los directivos del Galaxy saben que Gignac está aquí y van a tratar de lograr un encuentro para 'seducirlo' y buscar convencerlo de venir a jugar a la MLS", reveló una persona allegada al conjunto donde juega el mexicano Giovani Dos Santos.

André llegó a Monterrey desde el viernes pasado y se suponía que el lunes debió reportar a los trabajos de pretemporada con el resto del equipo que está disponible, sin embargo pidió una semana más de descanso y reportará hasta el domingo en la Riviera Maya.

"La idea del Galaxy es ofrecerle a Gignac el mejor sueldo de la Liga y así convencerlo de venir, el monto sería de entre siete y ocho millones de dólares anuales, que sería superior a lo que gana Kaká que es 6.7 millones y el italiano Sebastián Giovinci que son 5.6 millones", reiteró la fuente.

Este lunes por la tarde André subió una imagen a sus redes sociales en la cual aparece con el delantero del Borussia Dortmund Pierre Emerick Aubameyang al coincidir en un lugar de la urbe californiana.

En Tigres la directiva encabezada por el ingeniero Alejandro Rodríguez y el delegado deportivo Miguel Ángel Garza saben del interés del Galaxy y además no están muy contentos con el hecho de que Gignac haya viajado a aquella ciudad de Estados Unidos, pues se presta a especulaciones.

Sin embargo, en cierto modo los deja tranquilos el hecho de estar "protegidos" por la cláusula de rescisión que obliga al Galaxy a pagarla o acercarse a tratar de negociar y así el club felino tener la posibilidad de conseguir algo a la altura de André si es que el francés finalmente es "enamorado" por los dólares y el glamour de California.

En las últimas horas se han nombrado a jugadores como el ecuatoriano Enner Valencia, del West Ham inglés, el argentino Wanchope Avila del Cruzeiro de Brasil y al peruano Paolo Guerrero del Flamengo, como posibilidades para venir al equipo, pero Miguel Garza ha sido muy enfático en que para que alguien venga debe salir uno del plantel actual.

¿Se irá finalmente Gignac a la MLS? Hace unos meses en una entrevista en la revista Life&Style aseguró que nunca jugaría en la Liga estadounidense, pero como dice el dicho: "nunca digas nunca", menos a unos muchos dólares.

SR