ROBERTO FLORES | @betoflores67
23 de diciembre de 2016 / 01:51 a.m.

Después del dramatismo, al parecer todo quedó en un susto para André Pierre Gignac, salió caminando del hospital y sin ayuda de nadie.

Es cierto que el francés está en duda para la Vuelta de la Final, pero no descartado.

Tras el golpe que recibió en una jugada con Bruno Valdez del América, Gignac tuvo que salir del partido en el segundo tiempo del partido y llevado a un hospital cercano.

Después de una hora en emergencias del Hospital Medica Sur, donde le sacaron radiografías para descartar algún problema mayor se determinó que sufría de un esguince cervical de acuerdo al reporte oficial del equipo.

"Una vez realizado los estudios correspondientes, @10APG sufrió esguince cervical grado II, quedando en duda para el juego del domingo", señala el comunicado de Tigres.

Gignac salió caminando tranquilamente y con un collarín en su cuello para fijarlo y no sufrir molestias con algún movimiento brusco.

El atacante, que anotó el gol de Tigres en el empate 1-1 ante las Águilas en la Ida de la Final, estuvo en todo momento acompañado por el doctor Rubén González.

Por cierto cabe señalar que el médico del club felino no dio declaraciones en ningún momento como fue mencionado en algunos medios internacionales, pues no podía dar un diagnóstico completo hasta no llevar al jugador a revisar.

Tigres viajará en la mañana del viernes a Monterrey y de inmediato se trasladará a entrenar en el estadio Universitario, mientras que André estará bajo observación del cuerpo médico para que la lesión pueda ir cediendo y ver si está en condiciones de jugar en el partido decisivo por el campeonato el domingo en el Volcán.

Tweet Tigres