JUAN LARA - @JUANCHOL7
16 de junio de 2016 / 02:01 p.m.

André-Pierre Gignac regresó al Stade Vélodrome de Marsella luego de un año de haber partido a Tigres.

El delantero felino recibió una gran ovación por parte de los asistentes al duelo entre Francia y Albania, y afirmó que en Europa no hay ningún ambiente que se le compare a su ex estadio.

"Es agradable. No hay ningún público así en Europa, francamente. La ovación a mi entrada en juego, me hizo sentir calor, me marcó. El público es excepcional. Lo echo de menos", comentó a ‘La Provence’ de Francia.

Gignac ingresó de cambio al minuto 77 por Olivier Giroud y fue clave para que ‘Les Bleus’ obtuvieran su segundo triunfo del torneo sobre Albania.