ROBERTO FLORES - @BETOFLORES67
19 de febrero de 2016 / 07:14 a.m.

Un nuevo imperio ha hecho su aparición en el planeta futbol, con sumas estratosféricas de dinero llevándose a los mejores jugadores del mundo, y no es otro más que el chino. Sin embargo, hay un jugador al que no pudieron convencer: André Pierre Gignac.

Así es, el goleador de los Tigres, y del futbol mexicano, está tan a gusto en nuestro país, en la ciudad y con los Tigres que no quiso ni saber de qué equipo de la Super Liga china era la oferta, aseguró una fuente enterada del caso.

“Hace unos días una de las personas que trabaja con su representante (Jean Christophe Cano) se acercó a André y le comentó que había una oferta de la liga china, a lo que él le dijo de inmediato que no quería saber ni de qué equipo se trataba.

“Gignac está tan a gusto aquí que no se quiere ir, está cómodo, tranquilo, se siente querido e importante, por eso aunque pudiera tratarse de más dinero de lo que aquí gana él no se quiere ir y desea cumplir su contrato, al cual le quedan todavía poco más de tres años”, explicó la persona allegada al club felino.

En las últimas semanas los equipos del futbol chino se han llevado a grandes estrellas del futbol europeo y todavía tienen hasta el 28 de febrero para contratar más elementos, incluso ya empezaron a llevarse elementos de la MLS a sus filas.

Gignac llegó a Tigres para la temporada de Apertura 2015, incluso jugó los Cuartos, Semifinal y Final de la Copa Libertadores, siendo un jugador que terminó como sublíder de goleo en la Liga 1 de Francia y con ofertas de equipos ingleses, rusos y turcos.

Durante el periodo de transferencias, el futbol chino invirtió poco más de 252.7 millones de euros (279 millones de dólares) en traspasos, según el sitio especializado Transfermarkt, sólo superado por los 295.1 millones de euros (326 millones de dólares) gastados por los clubes ingleses.

En parte, los fichajes fueron financiados por los contratos de patrocinio y de televisión.

El Guangzhou, campeón actual de la Superliga china, se convirtió el año pasado en el único conjunto chino que ha conquistado la Liga de Campeones de Asia en dos ocasiones, bajo las órdenes del extécnico de Brasil y del Chelsea, Luiz Felipe Scolari.

Entre los jugadores que acaban de firmar contratos con equipos chinos destacan el colombiano Jackson Martínez, el brasileño Ramires, el argentino Ezequiel “Pocho” Lavezzi, todos de grandes conjuntos europeos, además del nigeriano Obafemi Martins que ayer dejó al Seattle Sounders de la MLS.

Mucho se ha dicho que André Pierre Gignac es el jugador mejor pagado del futbol mexicano, se especula que su sueldo oscila entre los 4 y 4.5 millones de dólares al año, cifra nada comparada con los 13 millones de euros anuales por los que Lavezzi dejó al PSG francés.

“Esto habla de que no todo en la vida es el dinero”, sentenció la fuente, “André quiere permanecer aquí porque la gente lo ha adoptado como uno más y está rindiendo de gran forma, incluso siendo tomado en cuenta por la selección de su país”.