ROBERTO FLORES 
11 de octubre de 2016 / 10:15 p.m.

Después de más de 15 horas de viaje desde Francia, André Pierre Gignac regresó a Monterrey cansado y sin querer dar declaraciones.

"No tengo nada que hablar muchachos, vengo cansado. Gracias por venir", fueron las únicas palabras que el delantero de los Tigres emitió a su salida de la Terminal B del Aeropuerto Internacional de la ciudad de Monterrey.

Cerca de las 21:50 horas el goleador francés apareció en la zona de reclamo de equipaje y de inmediato fue reconocido por algunos pasajeros que ahí se encontraban y quienes se llevaron las fotos de recuerdo.

Una vez que tomó sus maletas, Gignac salió a toda prisa rumbo a la salida donde ya lo esperaba su chofer.

André participó en los dos juegos que Francia enfrentó ante Bulgaria y Holanda por la eliminatoria rumbo a Rusia 2018, aunque sumó apenas 20 minutos de juego entre ambos cotejos.
Ahora el campeón de goleo del futbol mexicano se reportará mañana al entrenamiento del equipo en el estadio Universitairio pensando ya en el duelo ante Necaxa del próximo sábado.

Gignac llega a este duelo con 318 minutos sin poder marcar un gol e la liga por lo que se espera que ante los Hidro-Rayos pueda romper esta sequía goleadora y enracharse para la recta final del torneo.

Está es la primera ocasión que el francés no emite declaraciones al regresar de su participación con su selección. Ya había declarado en noviembre pasado tras los atentados en París y después de volver de la Eurocopa en julio de este año.