agencias
24 de mayo de 2017 / 01:17 p.m.

La experiencia del delantero francés André-Pierre Gignac y de otros jugadores de Tigres, además de la inercia ganadora con la que llegan a la final del Clausura mexicano, los coloca como favoritos ante las Chivas del Guadalajara para ganar el campeonato, dijo el exgoleador mexicano Jared Borgetti.

Los dos equipos, consideró, desean demostrar que tienen potencial, los felinos para lograr el bicampeonato y refrendar el título del Apertura 2016 y las Chivas para demostrar que son un equipo de tradición y que jugando con mexicanos se pueden hacer grandes cosas.

El partido de ida de la final se jugará mañana en el Universitario de Nuevo León.

"Gignac puede ser el factor en la final y la experiencia de haber jugado internacionalmente en competencias de mayor trascendencia le debe otorgar algún bagaje para jugar estos partidos", explicó Borgetti en entrevista con Efe.

El máximo goleador de la historia del Santos Laguna y de la selección mexicana, empatado a 46 goles con Javier Hernández, y actual analista de la cadena ESPN, explicó que Gignac "sabe administrar mejor su esfuerzos y cómo estar fresco para cada jugada", en comparación con los delanteros del Guadalajara, en especial con Alan Pulido.

Destacó la juventud, proyección y futuro de los delanteros de Chivas, "pero la experiencia de Gignac y de otros internacionales de Tigres lo colocan como favorito al título".

Hasta el momento, Gignac suma cuatro goles y dos asistencias en los cuatro partidos que ha jugado el Tigres, todos triunfos, en la actual liguilla, dos de cuartos de final ante el Monterrey, al que le marco dos dobletes, y ante los "Xolos" de Tijuana, con dos pases para gol en la vuelta.

"Es un jugador que marca diferencia y no solo aparece en los goles, sino también en la creación de juego. Lo que él proyecta en la cancha hace ver que es importante para el equipo y para sus compañeros", explicó el mundialista en Francia'98 y Corea-Japón 2002.

"El entendimiento que tiene Tigres en la delantera es muy importante y saben que cuentan con un jugador que es contundente", señaló.

Comentó que la presencia del francés, quien jugó de 2010 a 2015 en el Olympique de Marsella, repercute de fuerte manera en el rival porque en cualquier momento del partido aparece con un remate, un jugada individual, una de táctica fija o un pase para gol.

Borgetti dijo que el trabajo que ha hecho el técnico brasileño Ricardo Ferretti con los Tigres le ha otorgado una alta dosis de credibilidad, mientras que el argentino Matías Almeyda, de Chivas, tiene que trabajar en la parte motivacional para sacar lo mejor de sus figuras.

"Almeyda tiene que convencer a sus jugadores de que están ante un gran oportunidad. A sus delanteros le cuesta hacer goles y su hombre gol, Pulido, no es tan contundente como Gignac (...). En esta clase de partidos importa mucho cómo estés futbolísticamente y Gignac está por encima de Pulido", afirmó.