RAFAEL RIVERA
30 de agosto de 2015 / 09:40 a.m.

Catalogado como el refuerzo ‘bomba’ del Apertura 2015, el delantero francés André-Pierre Gignac llegó a Tigres para disputar el Apertura 2015, causando un impacto inmediato entre la afición mexicana. Como segundo máximo goleador de la Ligue 1 en la temporada 2014-2015 (con 21 goles), el mundialista galo en el 2010 protagonizó una de las mayores sorpresas del mercado de pases veraniego.

Enfrentando al Querétaro, como parte de la jornada 7 del Apertura 2015, Gignac sumó su quinto gol en la Liga MX, en el triunfo de los felinos por 5-1. Al final del encuentro, el ariete universitario fue entrevistado por el programa galo Teléfoot, al cual dio a conocer varios detalles sobre su llegada a México.

Uno de los primeros temas fue sobre su fichaje por Tigres, siendo consultado sobre la razón que lo llevó a México, a lo cual contestó "J'ai signé chez les Tigres au feeling." (“Firme con los Tigres por tacto”) debido al acercamiento de los directivos, asegurando que "je voulais changer de vie" ("quería un cambio en mi vida"), descartando que el tema monetario fuera un factor clave, tras haber sido relacionado con el Olympique de Lyon antes de llegar a México. 
Uno de los temas principales fue sobre su última temporada en el Olympique de Marsella, a las ordenes de Marcelo Bielsa, técnico que tuvo un gran impacto sobre el.

Al hablar sobre la renuncia del ‘Loco’, Gignac aseguró que "le départ de Bielsa ne m'a pas surpris. Il a dû y penser plusieurs fois la saison dernière." (“La partida de Bielsa no me sorprende. El año pasado tenía que pensar en ello tres o cuatro veces en la temporada”). Pero al tocar el tema sobre el paso actual de su ex equipo, el artillero reveló sentirse “je suis un peu déçu pour mon club” (“un poco decepcionado por mi club”).

Ahondando en su apreciación sobre el Marsella, Gignac lo definió como "L' OM c'est un club de fous. Ou tout bon, ou tout mauvais. Mais c'est ce qui est bien !".(El OM es un club de locos. O todo esta bien o todo esta mal. Pero eso es lo bueno”). Gignac se mostró optimista sobre su futuro, asegurando que podría volver al club galo, aclarando que “tout est possible. Je peux même revenir à l'#OM et pas en tant que joueur." (“todo es posible. Incluso puedo volver al OM y no como jugador”), abriendo la posibilidad de ser directivo de dicha escuadra en el futuro.