GUILLERMO GONZÁLEZ (ENVIADO LONDRES) – @WILLIEMTY
23 de febrero de 2016 / 02:41 p.m.

El nuevo estadio está cada vez más cerca de ser una realidad. El Gobierno de México confirmó la existencia de negociaciones, a través de la Secretaría de Economía, con inversionistas ingleses para iniciar la construcción del coloso.

Carlos Sánchez-Pavón, director regional de Pro México con sede en Londres, reveló a MMDeportes que en el Reino Unido, pese a las diferencias geográficas y culturales entre Inglaterra y nuestro país, existe un interés muy fuerte por parte de los británicos de poder concretar el proyecto y arrancar la maquinaria a andar. A su vez, Sánchez recalcó la seriedad y profesionalismo de las empresas que respaldan el proyecto, al catalogarlas como de clase mundial.

"El tema del nuevo estadio existe dentro de la Gran Bretaña, Inglaterra; existe un tejido bastante fuerte en el tema de servicios, especialmente en tema de servicios empresariales. La situación financiera es interesante porque existiría alguien que tiene el deseo de funcionar como inversionista de un proyecto de alta magnitud.

“Existe además una parte que puede ayudar en la implementación, en la ingeniería del proyecto desde el punto de vista de negocios y desde el punto de vista técnico, genera buenas perspectivas para México. La impresión es que los socios son socios de buen calibre y son serios y tienen una experiencia probada en la realización de este tipo de proyectos. En general, muchos de los socios que se pueden encontrar en el Reino Unido tienen una experiencia importante para la implementación de proyectos de gran tamaño", expresó el funcionario.

ESTADIO NUEVO TIGRES

A su vez, aunque pudiera pensarse que el tema económico podría ser un factor en contra, de acuerdo a Sánchez-Pavón no existirá problema debido a que la inversión sería rápidamente recuperada, esto sin contar los beneficios que dejará en la ciudad.

"Sí existe, desde el punto de vista de economía, un interés por llevar a cabo un proyecto de este tamaño porque cualquier proyecto de esta dimensión genera un movimiento económico interesante y va a dejar derramas económicas en él área, eso es lo que te puedo decir de economía puntualmente en relación a lo que el señor presidente vio", comentó.

En cuanto al permiso de la Conagua, el director de Pro México enfatizó que buscarán facilitar que se pueda destrabar este último trámite, dejando en claro que la última palabra la tendría la secretaria.

"En el tema de con agua, es una cuestión técnica.
Nosotros somos un brazo promotor, un brazo facilitador de muchas de estas relaciones económicas, pero nosotros no realizamos las sanciones de factibilidades. Al final del día, los organismos responsables son los que tienen que realizar este tipo de sanciones. Lo que nosotros hacemos, con mucho gusto, es una petición de información, pero no podemos ir más allá porque, como tal, para eso existen este tipo de responsabilidades en otras áreas de gobierno, que tienen las capa idas es de sancionar nuevos proyectos", comentó.