EDUARDO TORRES | @EDUTORRESR
21 de noviembre de 2017 / 10:56 a.m.

André-Pierre Gignac llegó en julio de 2015 a Tigres, lo que sería un parteaguas para el fútbol mexicano. Después de él, varios futbolistas voltearon a ver nuestro fútbol con mejores ojos y la calidad del torneo fue aumentado.

Conforme ha pasado el tiempo, Gignac ha dejado algunas dudas en cierto sector de prensa y aficionados, un argumento para ello es que en el Apertura 2017 apenas consiguió 4 anotaciones, este fue el torneo donde menos anotaciones cosechó, solo un gol de diferencia con los 5 logrados en el Apertura 2016.

¿Cuáles son los motivos de la baja productividad goleador?

En los primeros torneos de Gignac, aquellos donde hacía 11 y 13 goles en temporada regular, él era la referencia del área donde jugadores como Sobis, Aquino y Damm le servían constantemente de balones para que el francés tratara de concretarlos. Eso ha ido cambiando.

Quizá la primer muestra de este cambio fue con la llegada de Delort, aunque no coincidieron tanto juntos en el campo, por las características de los jugadores se entendía que sería André-Pierre quien buscara a Andy al espacio o solo para que finalizara, luego había otras ocasiones donde Gignac estaba prácticamente recargado a la banda izquierda.

Todo eso se terminó por notar esta temporada, cuando Tigres jugaba 3-4-3, era Gignac quien se cargaba a la izquierda con una función que no tenía como prioridad convertir los goles, para eso estaba Enner Valencia, y Edu Vargas se encargaba de conectar.

Para el final de temporada, Vargas fue a la banca y Enner y André se mantuvieron, y fue el francés el que tuvo que comenzar a hacer labores de enganche entre mediocampo y atacantes, sin duda muchos metros de distancia con lo que era en el 2015.

…Pero en liguilla

Esta temporada fue de 4 goles, el Apertura 2016 fue de 5 y en ese torneo quedó campeón. Se hablaba lo mismo de su poca productividad, se decía que no iba a aparecer y terminó siendo uno de los jugadores más valiosos del equipo en aquella ocasión, ¿será que se cuida durante la temporada para estar totalmente listo en la liguilla?

Ahora que inicia la fiesta grande, Ferretti tendrá que definir cuál va a ser el papel que Gignac tiene que asumir. Un conector, un finalizador, totalmente libre en el ataque, porque tanto el entrenador, como el jugador y sus compañeros saben de que el francés aparece en esta instancia. ¿Seguirá con esa productividad en las finales?



gw