REDACCIÓN | @MMDEPORTESMX
16 de octubre de 2016 / 08:30 a.m.

Tras acabarse el partido y a punto de retirarse a sus casas, los jugadores de Tigres salieron a sus coches, sin embargo, José Francisco Torres no se pudo controlar al escuchar todos los reclamos de los aficionados, por lo que intentó dirigirse hacia uno para encararlo, pero fue controlado por un guardia de seguridad.

En el video que empezó a circular en redes sociales, en el que se aprecia como el 'Gringo' no dudó en dirigirse hacia un seguidor mostrando su molestia. A pesar de ser detenido para que se relajara el jugador seguía diciéndole cosas a un hincha que se encontraba detrás de la valla. 

También André-Pierre Gignac tuvo reclamos, pero él con la ayuda de un guardia que lo mantenía tranquilo pudo manejar la situación. Posteriormente ambos futbolistas subieron a la camioneta para salir de las instalaciones del Estadio Universitario tras la derrota de 2-0 ante Necaxa.