RAFAEL RIVERA
3 de agosto de 2015 / 07:38 p.m.

En busca de una coronación histórica para el futbol mexicano, el plantel de Tigres arribó a Argentina, para disputar el segundo partido de la final de la Copa Libertadores, ante River Plate. Previo al duelo en el estadio Monumental, el plantel felino entrenó en las instalaciones del Boca Juniors.

Tras culminar su entrenamiento, los jugadores auriazules fueron rodeados por la prensa pampera, siendo Guido Pizarro el encargado de encender los ánimos. En una entrevista para la agencia Télam, el ‘Conde’ defendió el estilo de juego del cuadro regio, al igual que criticó al River Plate.

“Si defendemos los 90 minutos en cancha de ellos no vamos a ser campeones. Tendremos chances si vamos creciendo, sabiendo que debemos atacar y proponer en un escenario que será complicado”, fueron las palabras de Pizarro, demostrando su molestia por el juego de River Plate en el primer partido de la serie.

El mediocampista auriazul aumentó la polémica, al criticar de forma severa el estilo de juego de los ‘Millonarios’. “Ellos vinieron solamente a defenderse a México, a hacer su trabajo, y nosotros iremos a hacer el nuestro, seguramente que con armas distintas, no por el camino que tomó River”, mencionó Pizarro.

Pizarro también fue consultado sobre el arbitraje, asegurando que “pienso que a esta altura sería feo que se ensucie el arbitraje. No se puede empañar una final continental, sólo espero que gane el mejor”. Inclusive recordó la polémica pausa por hidratación en el estadio Universitario, la cual desató la molestia de los jugadores de Tigres, declarando que “no es que haya dirigido mal pero lo que pasó con la hidratación nosotros no lo sabíamos, fue una decisión para el bienestar de los jugadores de River. Pero bueno, los árbitros son seres humanos y se pueden equivocar”