ROBERTO FLORES - @BETOFLORES67
11 de mayo de 2016 / 10:11 p.m.

Ricardo Ferretti no tenía ganas de hablar tras otra humillante derrota ante los Rayados en una Liguilla, tardó más de media hora en acudir a la conferencia y solo habló 44 segundos en declarar.

Aunque no estaba molesto, el Tuca llegó a la sala de prensa del estadio, se sentó, miró a los reporteros, resopló al micrófono en dos ocasiones y el único que preguntó fue el mismo.

"Buenas noches, ¿ya estamos todos?", a los que de inmediato agregó, "hoy voy a simplificar la entrevista de todos ustedes.

"Así de sencillo, con dos cosas nada más: nosotros hicimos el futbol, ellos hicieron los goles. Y la segunda, está difícil, pero no es imposible, gracias", expresó para de inmediato pararse de su silla y abandonar la sala de prensa rumbo al autobús del equipo.

Pensar en que un entrenador de la experiencia, con más de 400 partidos ganados, cerca de mil dirigidos, y con cuatro campeonatos en Liga saliera con esto la verdad es que nadie lo esperaba.

Sin embargo, no deja de ser una reacción ridícula para su categoría, pues se hubiera esperado que diera sus impresiones del desarrollo del juego, de los errores que se cometieron y no con las simplistas frases que dio.