JUAN LARA | @JUANLARAM7
29 de mayo de 2017 / 03:06 p.m.

A pesar de la polémica generada por el trabajo del árbitro Luis Enrique Santander en la Final al no señalar un penal sobre Ismael Sosa en los minutos finales, el presidente felino Alejandro Rodriguez se rehusó a hablar sobre el trabajo del silbante, pues, esas cosas prefiere tratarlas internamente.

"Nosotros nunca hablamos de la parte arbitral. Lo hacemos internamente, es la mejor forma. Las decisiones arbitrales se dan en un momento, algunas veces perjudican otras veces no. Es un juego muy importante, los minutos finales. Lo que debemos hacer con los árbitros es darles mayor preparación que se sientan que los clubes no son sus enemigos".

El mandamás felino agregó que la actitud de algunos de sus jugadores como André- Pierre Gignac, Eduardo Vargas y Javier Aquino de no querer recibir la medalla de campeón o incluso no asistir como el francés son temas que tratarán dentro del vestidor.

“Son incidentes del partido, son propios de lo que sucede y de la adrenalina, son situaciones que manejamos internamente.

“Esas cosas las manejamos internamente y con la Federación (Mexicana de Futbol). Nunca ni alabamos, ni regañamos en público”

Rodríguez afirmó que ellos no van a pedir un trato especial a la comisión de arbitraje.

“Nosotros no ponemos a los árbitros, ni le hablamos a la Comisión de Arbitraje prefiriendo uno sobre otro. Nunca hemos vetado a algún arbitro y no lo haremos y tampoco vamos a pedir tratamiento especial”.


AG