27 de mayo de 2013 / 05:44 p.m.

Ciudad de México  • Ante la situación económica mundial, el mercadomexicano representa una gran oportunidad para las empresas de consumo y del sector retail, debido a que las perspectivas alentadoras lo vuelven sumamente atractivo para el entorno global.

De acuerdo con un estudio de Accenture, en colaboración con GS1, el sector de retail cuenta con excelentes perspectivas de crecimiento en el país, ya que en la actualidad es el doceavo mercado más grande a nivel mundial con ventas por 365 mil millones de dólares y podría alcanzar los 428 mil millones de dólares en 2016.

El director de la Práctica de Productos de la consultora, Sergio Naylor, comentó que la coyuntura internacional y el acelerado desarrollo de la tecnología han provocado alteraciones en los patrones de consumo mundial por lo que las empresas deberán adoptar nuevas formas de competir, combinando capacidades entre fabricantes y canales para buscar al consumidor.

El especialista expuso que el actual entorno económico en México ha generado que el nivel de competencia se incremente y ha fomentado la transformación del consumidor, lo que hace necesario nuevas herramientas para poder competir de manera eficiente.

En ese sentido, el director de la práctica de Operaciones de Accenture, Argenis Bauza, expuso que si bien las proyecciones a futuro para este sector son positivas, tanto detallistas como fabricantes, experimentan fuertes presiones para lograr sus objetivos de venta.

Y es que el valor del ticket promedio en estos establecimientos aún no ha recuperado los niveles previos a la crisis de 2008, por lo que es vital que se impulse mayor colaboración entre los socios comerciales.

"En México, sólo 40 por ciento de las empresas cuenta con una definición de objetivos en colaboración con alguna otra empresa o proveedor. Sin duda será complicado alcanzar el crecimiento deseado sin una estrategia integral de colaboración", afirmó.

Argenis Bauza señaló que en un entorno de mercado cada vez más competido y agresivo, en el cual ya no bastan las capacidades individuales para mantener los resultados, por lo que es necesaria la combinación de capacidades entre fabricantes y canales para buscar al consumidor en conjunto, es decir, a través del desarrollo de esquemas colaborativos.

"El tiempo en el que fabricantes y canales luchaban por lograr el mejor margen para cada uno ha terminado: hoy es necesario trabajar de forma conjunta para conservar y conquistar al consumidor final", agregó.

NOTIMEX