JAIR RAMOS
14 de agosto de 2015 / 03:49 p.m.

El cansancio y el golpe anímico de perder la final de la Copa Libertadores de América son dos de las cosas que han afectado a Jürgen Damm en los últimos duelos con Tigres.

Y el ex Pachuca fue autocrítico antes de enfrentar a Jaguares este sábado y dejó en claro que ha quedado a deber como auriazul; sin embargo, espera devolverle con buen futbol la confianza que le ha dado Ricardo Ferretti como titular.
“En lo personal sé que he quedado a deber, me ha faltado mucho, tener autocrítica y tratar de mejorar para aportar al equipo y caminar de la mejor forma.

“Al principio en la Libertadores me sentí muy bien. Luego se vinieron partidos muy seguidos, Chivas, León, viaje a Bueno Aires, dormimos en el aeropuerto. Creo que el cansancio me ha pegado, lo he hablado con el ‘profe’, me he sentido en algunos aspectos poco cansado y creo que eso afecta tu rendimiento, pero estoy muy agradecido por la confianza que me ha dado, entonces quiero responder en el campo”, mencionó.
El volante ofensivo espera pronto ver a Tigres en lo más alto de la tabla general. Además aseguró que no merece este equipo, ni su gente estar al fondo del futbol mexicano.

“Hemos quedado a deber mucho no sólo a la directiva, sino a la afición que siempre nos apoya. De parte de nosotros debe de haber autocritica, saber en lo que estamos quedando a deber en lo personal y en lo colectivo y revertir esto. Tigres no es para estar en esta posición.
“No vamos a ganar los partidos con los nombres, hay que trabajar mucho en la cancha, hacer las cosas de la mejor manera para sacar la victoria”, comentó.