RAFAEL RIVERA
6 de agosto de 2015 / 03:00 p.m.

En el estadio Monumental, Tigres disputó ante River Plate en uno de los duelos más importantes de su historia, la final de la Copa Libertadores. En territorio pampero, los felinos cayeron 3-0, resultado con el cual perdieron la posibilidad de levantar el trofeo sudamericano.

El choque en la gran final representó el cuarto partido entre ambas escuadras en la edición 2015 del certamen, en la cual el conjunto pampero superó de forma agónica la primera fase, viéndose beneficiado por los resultados de los auriazules. Como parte de la última jornada del grupo 6, el River Plate superó en su estadio al San José de Bolivia por 3-0, aunque dependía de lo que los felinos lograran en su último juego.


Frente al Juan Aurich, los dirigidos por Ricardo Ferretti se impusieron 5-4 en territorio peruano, resultado con el cual reafirmaron su calidad de líder de grupo, y marcó el destino de los ‘Millonarios’. Debido a su irregular arranque, los pupilos de Marcelo Gallardo llegaron a la última fecha con 4 unidades (terminaron con 7), mientras que el ‘Ciclón del Norte’ sumaba 6 unidades.

En caso de un triunfo de Juan Aurich ante Tigres, la escuadra andina hubiera superado a los pamperos en puntos, y hubieran tomado su lugar en la siguiente fase. Este partido generó una gran reacción en redes sociales en las últimas horas, debido a que fanáticos de México, Argentina y Perú hicieron énfasis en dicho momento, definiéndolo como el momento que pudo haber cambiado la historia.