ENTREVISTA POR BÁRBARA ANDERSON
18 de julio de 2013 / 01:14 p.m.

México• Alejandro Valenzuela, director general de Grupo Financiero Banorte, señala que el éxito obtenido en la colocación de acciones alienta a todos, y debe ser tomada como ejemplo de que la economía mexicana tiene la capacidad para crecer.

Tras su reciente oferta accionaria, el grupo financiero obtuvo 31 mil 987 millones de pesos, esto por la venta de 447.4 millones de títulos a un precio de 71.50 pesos, con una sobreoferta de 3.4 veces.

¿Esperaban los buenos resultados?

No, ese tipo de bola de cristal no la tenemos; la realidad es que sí estamos sorprendidos y también alentados, lo que suscribimos tuvo una sobreoferta de 3.5 veces; creo que lo que están viendo muchos de los inversionistas es una historia a largo plazo de Banorte, lo cual nos alienta, pero más importante, nos compromete a lograr los resultados.

¿Es un termómetro positivo del país?

Definitivamente lo es, la emisión nos debe alentar a todos; es algo muy importante que deben analizar los legisladores; si hacemos bien la tarea, va haber inversión de largo plazo, la economía crecerá, habrá más empleos, y se beneficiará a la clase media. México tiene la capacidad de crecer en el mediano plazo, hoy en día tiene muchas fortalezas en la macroeconomía; eso se aprecia sobre todo por lo que ha pasado en Europa, en Estados Unidos, Japón y lo que está sucediendo en Brasil.

¿Interesa México al extranjero?

El tema de las reformas está generando mucho interés; se discutieron durante muchos años, pero a final de cuentas el presidente Enrique Peña Nieto las ha podido ir resolviendo; esto los mercados lo están viendo con mucho detenimiento porque permitirá que México logre tasas de crecimiento mucho más importantes.

El país en los últimos 20 años ha tenido crecimientos muy modestos, menos de 2 por ciento real anual, una tasa que es baja para el potencial que se tiene, así que, lo que ve el mercado es que México puede incrementar esa tasa, pero de manera sostenible.

Aunado a esto, con el tiempo se han venido resolviendo cuestiones importantes como la inseguridad y el narcotráfico; sin embargo, ya se siente una mayor tranquilidad y los mercados lo están viendo.

¿Cómo nació esta colocación bursátil?

Se vino trabajando desde hace mucho tiempo, claramente los temas que nos obligaron a determinar que teníamos que salir son básicamente tres: la adquisición de la Afore Bancomer; la compra de los negocios de seguros y pensiones de Generali y las nuevas reglas de Basilea III, que obligan a tener capital de primera calidad.

¿Cómo fue el road show?

Recorrimos el mundo. El presidente del Consejo Administrativo, Guillermo Ortiz, tomó México y Latinoamérica; Rafael Arana, director general de Planeación y Finanzas, estuvo en Europa, Asia y en el centro de Estados Unidos, y a mí me tocó la costa este de Estados Unidos, Inglaterra y Escocia. El punto fundamental es que se formó un gran trabajo de equipo; es muy raro que un presidente del consejo haga este tipo de cosas. Y lo que realmente nos sorprendió no fue solo la demanda, sino la cantidad de diversidad de ésta, lo que significa que Banorte es una empresa mexicana, pero con una base de inversionistas globales.