19 de marzo de 2013 / 01:36 a.m.

Los precios internacionales de fertilizantes en promedio es de 500 dólares por tonelada.

 

Ciudad de México • México importa el 55 por ciento de los fertilizantes que demanda el mercado interno mientras que el restante 45% es abastecido por producción nacional, de un total de nueve millones de toneladas anuales de fertilizantes que requiere el sector agrario nacional.

Así lo expresó el presidente de la Unión Nacional Integradora de Organizaciones Solidarias y Economía Social, Javier López Macías, quien dijo estar de acuerdo con una reforma energética de PEMEX en la que se abre a la inversión privada sin que el Estado pierda la rectoría a fin de impulsar la capacidad productiva en materia de refinación pues aseguró, actualmente el 30% de la planta está ociosa.

Consideró de suma importancia que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto contemple el impulso de la producción de fertilizantes como urea, amoniaco, fosfatos y nitratos para que éstos lleguen a bajo costo a los productores del campo, puesto que el valor del mercado de fertilizantes en el país, de acuerdo a la Asociación Nacional de Comercializadores de Fertilizantes, es de mil 750 millones de dólares.

En el marco del 75 aniversario de la Expropiación Petrolera, López Macías señaló que los precios internacionales de fertilizantes en promedio es de 500 dólares por tonelada, precio que resulta inalcanzable para los pequeños y medianos productores lo que genera que solo el 80% de la superficie de riego utiliza estos insumos mientras que la tierra de temporal no llega a 50%.

“La región sur del país es la que menos utiliza fertilizantes, estados con mayor superficie de riego son Jalisco, Sinaloa, Zacatecas y Chihuahua. Son 10 entidades las que concentran el 66.2% de la superficie fertilizada en donde se encuentran principalmente Jalisco el 10.4%, Sinaloa el 10.2% y Zacatecas el 7.1%”, precisó.

Agregó que a pesar de que México es un país productor de petróleo, es dependiente de los subproductos del denominado “oro negro”, como es la gasolina, el diesel, el gas natural y los fertilizantes, lo que obliga, en especial al sector agrícola, a importar mientras que el gobierno subsidia algunos productos y aumenta el precio de los mismos.

Por ello, reiteró, la necesidad de potencializar la petroquímica secundaria que es de donde provienen los fertilizantes para cerrarle la puerta a la importación, evitar el encarecimiento de los fertilizantes y de los productos agrícolas.

NORMA PONCE