23 de enero de 2013 / 03:46 p.m.

Madrid • Iñaki Urdangarin se sentará por segunda vez en el banquillo de los acusados exactamente dentro de un mes en Palma de Mallorca (Islas Baleares), luego de que hoy el juez del Caso Nóos, una supuesta trama en la que el yerno del rey de España se habría aprovechado de su posición para defraudar y obtener dinero ilícito, le llamara a declarar en calidad de imputado.

La declaración fue solicitada por la Fiscalía y el magistrado José Castro no puso objeción en llamar nuevamente a declarar al Duque de Palma y a su ex socio Diego Torres, quien en su primera citación se negó a ello.

Concretamente, en el caso Nóos, una fundación formada por Urdangarin y Torres y que no tenía ánimo de lucro, se investiga una supuesta trama encabezada por ambos, quienes, según los investigadores, se apoderaron de 5.8 millones de los fondos públicos que percibió la entidad a través de diferentes contratos con los gobiernos autonómicos de Baleares y la Comunidad Valenciana.

Ante ello, la Fiscalía y Manos Limpias, en calidad de acusación popular, solicitaron para el marido de la infanta Cristina una fianza de 8.2 millones de euros para Urdangarin y Torres, misma que el Duque de Palma se niega a pagar alegando su inocencia.

JOSÉ ANTONIO LÓPEZ/ CORRESPONSAL