26 de junio de 2013 / 02:18 p.m.

Noruega• El mercado de los hidrocarburos, en específico el del gas natural, es incierto y está en constante movimiento ante el creciente desarrollo de Estados Unidos en shale, así como por los previsibles descubrimientos en China.

Sin embargo, directivos de Statoil afirmaron que sus ingresos se han mantenido estables, aun cuando sus operaciones van dirigidas al mercado europeo, donde la inestabilidad económica hasta ahora no los ha golpeado de manera directa.

Kjell Varlo, ejecutivo de la empresa estatal Gassco, filial de la petrolera noruega, dedicada a la transportación del combustible por ductos, afirmó que diversos países ya invierten en el desarrollo de este mercado, tal es el caso de los países de Norteamerica, Australia y Asia.

Lo interesante de la industria es que cambia a gran velocidad, por ejemplo, se prevé que en 2017 Estados Unidos pueda convertirse en “el productor más importante de petróleo en el mundo; si hubieran dicho eso hace cinco años, nadie lo hubiese creído”.

Contrario al nulo impacto por la crisis en Europa, insistió en que derivado del desarrollo que ha tenido Estados Unidos en esta materia, los precios del gas en la región han disminuido considerablemente, ante lo cual Statoil ya registró una primera afectación, pues considera que “ya no tiene sentido exportar gas” a dicho país.

“Statoil hace poco compró una terminal de gas en la costa de Estados Unidos y el plan era exportar gas del norte de Noruega, pero con la revolución del gas shale en este país ya no tiene sentido, así que ha tenido que amortizar esta terminal en cuotas mucho más grandes a las previstas”.

Recomendación

Por ello consideran que el mercado rentable en esta materia es el asiático, ya que las compras de Japón, luego de los incidentes nucleares en Fukushima, han mantenido una estabilidad positiva en los precios del combustible.

Ante esta situación, el directivo recomendó a México que una vez que haya logrado un desarrollo en gas shale, busque mover el combustible para exportarlo a Asia, toda vez que es el destino más rentable.

Sobre el modelo que debe seguir México para el mejor desarrollo del sector energético, mencionó que es necesario que se adopte un sistema en el que las empresas interesadas sean investigadas a detalle en cuanto a su capacidad de desarrollo y buenas prácticas corporativas, además de buscar cobrar tasas impositivas bajas a las empresas que logren concesiones, pero elevarlas de manera considerable una vez que ya estén produciendo, como lo hace Statoil.

NAYELI GONZÁLEZ