ALEJANDRA GONZÁLEZ
8 de julio de 2017 / 02:30 p.m.

Entre más de 200 aficionados Guido Pizarro llegó al aeropuerto de Monterrey para partir rumbo al viejo continente.

Desde que el argentino se bajó de la camioneta se le notó rostro conmovido, por el gran cariño de la afición que se le acercaba a pedir las últimas fotos y autógrafos como tigre.

Ente un gran pasillo donde se lucían algunos de los trapos de los Libres y Lokos, el mediocampista cruzo el aeropuerto escuchando a cietos de voces cantándole y aplaudiendole por la entrega que tuvo con el equipo desde el 2013.

Desde la parte alta del aeropuerto se volvió a asomar para ver a la gente que vino a despedirlo. Guido tenía lágrimas y con un rostro de tristesa se toco el corazón varias veces haciéndole ver a los seguidores que jamás los olvidará, segundos después dijo adiós entre cánticos.

SR