20 de agosto de 2013 / 06:42 p.m.

La calificadora internacional de riesgo crediticio informa que la tasa de incumplimiento de empresas de grado especulativo en América Latina fue de 4.2 por ciento en el último año, nivel más alto reportado desde 2010, cuando registró 4.4 por ciento.

En un nuevo estudio de tasas de incumplimiento y recuperación corporativas en América Latina, apuntó que en el próximo año, el modesto crecimiento económico regional y global que se espera presentará desafíos para los emisores latinoamericanos.

El pronóstico de tasa de incumplimiento de grado especulativo para la región en los próximos 12meses es de 3.3 por ciento, en comparación con el 2.5 por ciento para corporativos globales.

El vicepresidente-analista senior de Moody's, Steffen Sorensen, indica que ""siete compañías latinoamericanas que tienen deuda calificada por Moody's han incumplido desde el año pasado, con un total de tres mil 050 millones de dólares"".

""De estos emisores, dos son brasileños y cinco mexicanos, siendo el incumplimiento del fallido Banco Cruzeiro do Sul en Brasil, el más grande de la región por volumen desde 2002"", agrega el reporte.

De acuerdo con Moody's, los incumplimientos más notorios del año pasado se registraron en la industria de desarrollo de vivienda en México, pues tres de los principales desarrolladores de vivienda de la nación, GEO, Urbi y Homex, incumplieron con sus pagos de intereses.

Explica que los tres desarrolladores dependían de la venta de vivienda en la que los compradores requieren del subsidio del gobierno para poder comprar, pero después de las elecciones del año pasado, los subsidios y asignaciones de hipotecas se interrumpieron conforme se nombraban nuevos responsables de las instituciones de vivienda.

""Se agotó la liquidez de los tres desarrolladores enfocados en la venta de vivienda subsidiada por el gobierno"", añade la evaluadora internacional.

Por otra parte, Moody's apunta que durante el último año, las bajas de calificación han superado las alzas en América Latina.

Aunque las calificaciones mostraron cierta volatilidad durante casi todo el período, dicha volatilidad bajo en los últimos dos meses y ahora se encuentra cercana a su promedio histórico, precisa.

Refiere que pese a la caída en la nota senior quirografaria promedio, 43.5 por ciento de las compañías lograron mantener calificaciones de grado de inversión, ligeramente más que en estas fechas del año pasado.

Al cierre de julio pasado, Moody's había calificado deuda de 336 compañías en 21 países de América Latina, un aumento de 10 por ciento en el año. La mayoría de los nuevos emisores están en Brasil y Perú.

— NOTIMEX