10 de abril de 2013 / 01:18 p.m.

Monterrey • Los industriales de Nuevo León demandaron soluciones de corto plazo para el problema de la sequía, antes de que comiencen restricciones en el abasto que puedan repercutir en afectaciones a las empresas con alto consumo de agua.

En voz de su nuevo presidente, Álvaro Fernández Garza, la Cámara de la Industria de la Transformación (Caintra), hizo el llamado a encontrar prontas soluciones.

“"¿Qué posibilidades de solución hay, si me dicen que hay que hacer otra presa?, espérate, eso no me va a solucionar el problema mañana. Lo que quiero es la lista de las cosas que me van a solucionar el problema mañana, independientemente de la planeación a largo plazo que tiene que hacer en paralelo"”, dijo Fernández Garza.

Reconoció que es bueno el esfuerzo que hace el Gobierno en el sentido de impulsar el proyecto Monterrey VI que planea traer agua del río Pánuco, de Veracruz. Pero eso, aclaró, tardará tres o cuatro años, y lo que se necesita es algo urgente.

Expresó que, de no llover en mayo, podrían comenzar los problemas para las empresas con un alto consumo de agua, como las refresqueras y cerveceras, aunque existen otras que también requieren de un alto volumen para producir vapor que les ayude en sus operaciones.

Explicó que una de las principales preocupaciones que externaron los miembros del Consejo de Caintra, es precisamente la sequía que se ha intensificado y que podría empezar a afectar a las empresas.

“"La inquietud que tenemos es que no llegue un punto donde comiencen a limitar el uso del consumo de agua"”, recalcó el presidente de Caintra.

Fernández Garza consideró que no se le puede echar la culpa al Gobierno Estatal por la falta de agua, pues en realidad una sequía es muy difícil de prever, e incluso reconoció que no es tan simple crear infraestructura.

“"Lo mejor es que en mayo llueva, y bastante"”, dijo el empresario, porque de lo contrario, empezarán los problemas para las empresas, dado que se priorizará el consumo humano.

“"Baja presión en 6 colonias"”

En medio de la sequía que azota al estado, habitantes de al menos seis colonias de Monterrey ya sufren el escenario de baja presión de agua anticipado por las autoridades estatales en caso de persistir estas condiciones, aseguró la alcaldesa Margarita Arellanes Cervantes.

Sin dar a conocer de qué sectores se trata, la edil dijo que tienen reportes en este sentido desde semanas atrás en la zona norponiente.

“"Sí nos han reportado baja presión en algunas colonias, lo que es el desabasto de agua como tal nosotros estamos muy al pendiente de estar preparados con pipas, sobre todo para lo que es el agua para consumo humano, para poder atender (las necesidades).

“"Pero hasta el momento no hemos tenido reportes de que se haya suspendido el suministro de agua, lo que sí es que nos han reportado baja presión sobre todo en algunas colonias del norponiente"”.

FRANCISCO ZÚÑIGA ESQUIVEL, LUIS GARCÍA