6 de marzo de 2013 / 03:51 p.m.

Empresas pueden contribuir a impulsar la cultura de la legalidad, a través de sus áreas de responsabilidad social: Roy Godson.

 

Monterrey.- Aunque el país y América Latina mantengan crecimientos económicos al ritmo del 4 por ciento anual les tomará 55 años reducir sólo la mitad de la informalidad, indicó Elizabeth Tinoco, directora regional de la Oficina Internacional del Trabajo (OIT) para América Latina y el Caribe.

Durante su participación en el Foro Económico Político Laboral 2013 organizado ayer por Coparmex Nuevo León explicó que en América Latina se tienen dos retos muy importantes: la alta informalidad y la baja productividad.

En México por ejemplo, la tasa de informalidad supera a la media de América Latina ya que tiene un indicador de 60 por ciento mientras que la media es de un 47 por ciento.

"Se debe atender con sentido de urgencia la alta informalidad y baja productividad.

"Es un elemento que va erosionando las economías y la capacidad del estado de responder y atender sus responsabilidades por un lado y por otro lado va generando un alto tensionamiento social que al final puede desencadenar un déficit de gobernabilidad", señaló.

Respecto a la Reforma Laboral en el país podría ayudar a tener las condiciones laborales y reducir la informalidad.

“"Creo quela reforma laboral es un paso importante porque han sido 42 años de una Ley intocada, me parece un paso importante y creo que muchas de sus medidas podrían efectivamente contribuir a reducir la informalidad”".

Elizabeth Tinoco dijo que la preocupación de los altos niveles de informalidad va más allá de cuánto se demore el problema ya que es importante tomar conciencia y comenzar a tomar las políticas articuladas que permitan de verdad atacar el problema de manera correcta.

Otros de los problemas que también identificó la OIT –explicó en su ponencia- es que aún dentro de las empresas formales existe el problema de la informalidad porque hay cerca de un 14 por ciento de empleo informal en las empresas formales.

“"O sea que tenemos informalidad en la formalidad, hay un segmento que no tiene a todos sus trabajadores en plantillas y esto es un tema muy particular”".

La experta explicó que en América Latina existen 59 millones de unidades productivas privadas que generan el 79 por ciento del empleo y la mayoría de los negocios, es decir 49 millones son unipersonales - trabajadores independientes autónomos-.

Durante su ponencia "Aspectos Laborales de la Cultura de la legalidad" - en el marco de la 84 Asamblea de Coparmex Nuevo León- mencionó que para este año el escenario del trabajo no es optimista ya que unas 200 millones de personas no tendrán trabajo a nivel global.

Mencionó que en América Latina para abrir una empresa se requieren 71 días mientras que en otros países de oriente sólo se necesitan 12 días.

Para poder disminuir los problemas de la informalidad Elizabeth Tinoco recomendó que exista una simplificación administrativa tributaria.

En el tema de productividad mencionó que en América Latina y el Caribe se tiene una tasa del 1.6 por ciento anual mientras que en Asia de un 5 por ciento.

Códigos de conducta

Roy Godson, catedrático de la Universidad de Georgetown, recomendó a las empresas influir entre sus clientes, empleados y proveedores para impulsar la cultura de la legalidad, esto a través de sus códigos de conducta de sus empresas.

En su ponencia “"Impacto económico de la cultura de la legalidad”" impartida en el foro económico y político laboral 2013 organizado por Coparmex, capítulo Nuevo León, señaló que las compañías pueden realmente ser un factor multiplicador para impulsar la cultura de la legalidad entre sus comunidades.

“"El 80 por ciento de las empresas mexicanas tienen códigos de conducta, aunque aquí no se trata de hablar de ética, sino más bien aspectos que puedan tocar a la integridad de cada persona, de tal forma que pueda ser determinante en su comportamiento”".

Sugiero, dijo el especialista, que las empresas también establezcan un comité de vigilancia y monitoreo sobre estas reglas que integren a sus códigos de conducta. “"Tienen que medir y ver los resultados de lo que vayan implementando, a fin de poder observar si realmente está influenciando a las personas en su actuar”".

Godson también señaló la importancia de que las grandes corporaciones mexicanas ayuden a las Pymes a desarrollar este campo (Códigos de Conducta), para que vaya permeando la cultura de la legalidad, sólo así se podrá ir erradicando la violencia y la impunidad

En su ponencia, Godson, dijo que en México el costo de la inseguridad para las empresas, ya sea por corrupción e incluso fraudes esta significando de 10 hasta el 30 por ciento de sus ingresos y va al alza.

En su ponencia "“impacto económico de la cultura de la legalidad"” en el foro económico y político laboral 2013, organizado por Coparmex, comentó que las empresas están invirtiendo en equipo para protegerse dado que el Estado no les está garantizando la seguridad.

Retomar el liderazgo

Juan Pablo Castañón, dirigente de Coparmex nacional dijo que retomarán el liderazgo participativo que siempre los caracterizó en el pasado.

México atraviesa un momento inédito que probablemente no se volverá a repetir, de ahí la necesidad de actuar de frente. “"Hoy México parece tener una condición inigualable, existe el ambiente y el consenso por eso necesitamos trabajar para que pase por el Pacto”".

El gran reto es achicar la brecha de la desigualdad social, combatir la pobreza con crecimiento económico sustentable.

Instó hacer un pacto por el futuro de Nuevo León, hoy que enfrenta el problema de endeudamiento; se han hipotecado las generaciones futuras, 186 por ciento de las participaciones es lo que se requieren para cubrir la deuda de los próximos años. El reto es mayúsculo. “"Tenemos que discutir una iniciativa de responsabilidad de endeudamiento de las entidades".

ALEJANDRA MENDOZA Y ESTHER HERRERA