21 de marzo de 2013 / 01:05 p.m.

México • Los problemas de inseguridad pública orillaron a que los dueños de 5 mil 961 negocios cerraran su establecimiento entre 2010 y 2012, reveló el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Información de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo evidenció que en 2010 fueron 2 mil 62 negocios los que concluyeron operaciones por este motivo, al año siguiente mil 629 establecimientos se vieron forzados a cerrar por la misma circunstancia, mientras que en 2012 se contabilizó una cifra récord de 2 mil 270 casos.

Lo anterior evidencia que el año pasado tuvo el mayor registro de abandono o pérdida de negocio propio por el tema de inseguridad pública. En comparación con 2011, el número de casos se incrementó 39 por ciento y frente a 2010 fue 10 por ciento superior.

Durante 2012, las encuestas mensuales del Banco de México sobre las expectativas de economía denotaban que el tema de la inseguridad pública era una de las mayores preocupaciones y un factor que podría obstaculizar el crecimiento económico.

En promedio, 15 por ciento de los grupos de análisis y consultoría económica del sector privado nacional y extranjero opinaba mes con mes ese tema interno como freno a la actividad productiva, en ocasiones compartiendo posición con las inquietudes relacionadas a la ausencia de cambios estructurales en el país.

Sin embargo, ese flagelo social no fue la principal causa por la que los trabajadores independientes del país con un negocio propio decidieron cerrar sus establecimientos en México, pues entre 2010 y 2012 se contabilizó un total de 329 mil 499 cierres de negocios por distintas causas.

El INEGI clasifica en tres rubros los principales motivos de abandono o pérdida de negocio: situaciones adversas al desarrollo de la actividad, razones personales y cuestiones insuficientemente especificadas.

El mayor volumen de casos de cierres de negocios lo concentra el tema de situaciones adversas al desarrollo de la actividad, con 222 mil 107.

En ese rubro se agrupan aspectos como problemas con las autoridades, inseguridad pública, exceso de deudas o declaración de quiebra, baja en las ventas y exceso de competencia, aumento de precios de los insumos o la renta del local, rentabilidad, incumplimientos de los clientes o proveedores y la falta de crédito para seguir operando.

El principal problema por el que dejaron de operar los negocios, argumentaron los dueños de establecimientos, fue que bajaron las ventas y hubo un exceso de competencia, donde se contabilizaron 132 mil 239 casos entre 2010 y 2012.

En segundo lugar quedó el argumento de que el negocio resultó menos rentable de lo esperado, con 50 mil 610 casos en el periodo en cuestión, seguido por el exceso de deudas y la declaración de quiebra, con 11 mil 386 situaciones, mientras que la cuarta situación la ocupó el incumplimiento de los clientes o los proveedores, con 10 mil 132.

En el quinto lugar quedó el tema de la inseguridad, pero por encima de aquellos que manifestaron el aumento de precios de los insumos o la renta del local y la falta de crédito para seguir operando, que fueron sexto y séptmo lugares, respectivamente.

Los que dijeron que cerraron su establecimiento por razones personales fueron 32 mil 139 personas entre 2010 y 2012, y aquellos casos insuficientemente especificados contabilizaron 75 mil 253.

Entidades perdedoras

El reporte del INEGI informó que la mitad de los casos de abandono o pérdida de negocio propio se registraron en siete entidades federativas del país.

Estado de México fue donde más individuos tuvieron que cerrar su establecimiento por las diferentes causas que se contabilizan en la encuesta, con una cifra de 42 mil 223 casos.

Distrito Federal quedó en segundo lugar, con 33 mil 494; Veracruz, 27 mil 870; Guanajuato, 24 mil 967; Puebla, 16 mil 306; Jalisco, 15 mil 380, y Baja California, 14 mil 540.

ClavesCondiciones

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del INEGI, al cierre de 2012 había 18.8 millones de micronegocios en el país, 757 mil 326 menos que los registrados en 2011.

De ese total, 10 millones carecían de un establecimiento, contra solo 8 millones que sí cuentan con algún tipo de infraestructura física para echar a andar el negocio. Un año antes la relación era 10.6 y 8.9 millones, respectivamente.

Hasta 2012 se tenía un registro de 7.3 millones de pequeños establecimientos, 4.8 millones de medianos, 4 millones de grandes y 2.3 millones pertenecen a unidades económicas del gobierno.

ALBERTO VERDUSCO