19 de julio de 2013 / 01:36 p.m.

México • La compañía estadunidense Sherwin-Williams informó que apelará la decisión de la Comisión Federal de Competencia (CFC) sobre negarle la fusión con la empresa Comex.

Sherwin-Williams indicó que mantiene la esperanza de concluir la transacción a medida que avanzan en los procesos de apelación.

“Sherwin-Williams y Comex son firmes en el objetivo de completar la operación”, indicaron voceros de la firma.

En noviembre del año pasado Sherwin- Williams adelantó que compraría a Comex por un monto de 2 mil 340 millones de dólares.

Por su parte, Comex informó que evaluarán las objeciones que expresó la CFC para rechazar el proceso de fusión.

La empresa indicó que buscarán responder a cada uno de los cuestionamientos de la comisión de competencia para que se pueda continuar con la compra.

Lo anterior, luego de conocerse que el organismo antimonopolios de México negó la fusión entre Comex y Sherwin-Williams tras argumentar que se daría una acumulación de mercado de entre 48 y 58 por ciento, “lo que resulta entre seis y diez veces más grande que la del competidor más cercano”.

Por su parte, Christopher M. Connor, presidente de Sherwin-Williams, señaló que se encuentra decepcionado de la resolución de la CFC, pero tienen la esperanza de poder responder adecuadamente cada uno de los cuestionamientos de la comisión.

Christopher M. Connor indicó que se revisarán a profundidad los fundamentos de la resolución tomada por la CFC para responder a ellas en un futuro próximo.

La comisión antimonopolios indicó que la negativa se centró en que la compañía fusionada tendría una gran participación de mercado, con lo cual consolidaría o incrementaría su poder de mercado y, por lo tanto, se le facilitaría la fijación de precios artificialmente altos, además de que propiciaría prácticas anticompetitivas en perjuicio de los consumidores.

"La concentración, en los términos presentados, conduciría a consolidar o incrementar el poder de mercado que detenta Comex en el segmento de recubrimientos decorativos, en perjuicio de los consumidores", indicó la CFC.

Sobre los recubrimientos decorativos, por mucho el mercado más grande involucrado en la transacción, la comisión determinó que Comex cuenta con poder de mercado, es decir, la capacidad de imponer condiciones sin que algún competidor pueda contrarrestarla.

Asimismo, la CFC indicó que esta capacidad se deriva de su control sobre la red de distribución más grande del mercado y la acumulación del mayor portafolio de marcas de la industria, en un contexto de altas barreras para entrar al sector.

Indicó que no se encontraron efectos adversos a la competencia en los mercados de pinturas para repintado automotriz, recubrimientos marinos, recubrimientos en polvo, recubrimientos industriales, aerosoles, barnices para maderas, solventes, pegamentos y artículos misceláneos, dado que en todos estos mercados existen otros competidores, nacionales o internacionales, capaces de hacer contrapeso a Comex y Sherwin-Williams.

En agosto pasado, cuando se anunció la operación, Sherwin-Williams indicó que se incrementaría significativamente su presencia en mercados donde tiene pocas tiendas.

La venta del consorcio Comex a Sherwin-Williams potenciará la expansión de largo plazo del mayor productor de pinturas mexicano, además de darle valor agregado, indicaban las empresas en su momento.

La decisión del pleno de la CFC se tomó por tres votos contra dos, con el voto a favor de los comisionados Eduardo Pérez Motta, Miguel Flores Bernés y Luis Alberto Ibarra Pardo y el voto en contra de los comisionados Rodrigo Morales Elcoro y Cristina Massa Sánchez.

Fundada en 1866, Sherwin-Williams Company es una compañía global en la fabricación, desarrollo, distribución y venta de recubrimientos y productos relacionados a clientes profesionales, industriales, comerciales y de retail.

Operaciones

-Sherwin-Williams reporta 3 mil 520 establecimientos que operan como tiendas de pintura en diferentes regiones de Estados Unidos, Canadá y en algunos países del Caribe.

-La compañía estadunidense cuenta con operaciones en América Latina a través de 276 tiendas ubicadas principalmente en las grandes ciudades de México, Brasil, Chile, Ecuador, Uruguay y Colombia.

-Las ventas netas de Sherwin- Williams en 2012 reportaron un ingreso por 9 mil 534 millones de dólares, lo que significó un crecimiento de 8.7 por ciento respecto a un año antes.

ROBERTO VALADEZ