JAIR RAMOS - @JAIRMULTIMEDIOS
24 de febrero de 2016 / 12:16 p.m.

Todo comenzó una tarde cuando mientras tatuaban a su hermano y padre en su casa. André-Pierre Gignac se ‘enamoró’ del look que portaba el artista que dibujaba en los cuerpos de sus familiares los escudos de Tigres.

Al final, luego de extasiarse con el trabajo que había realizado, el francés quiso honrar a ‘César Ritual’, tatuador profesional y uno de los mejores artistas de la tinta en el mundo, y le dijo que copiaría su color de cabello lo más pronto posible.

Sin dudarlo, Gignac se puso en contacto con una estilista profesional, la misma que había pintado y cortado el cabello de César. ‘Clau Tijeras’, como es conocida, atendió a André y comenzó con su transformación.

Al final, el jugador de Tigres salió contento con su nueva personalidad estética y no dudó en presumir en sus redes sociales este 'look' con el que saltará a las canchas.