RAFAEL RIVERA
15 de julio de 2015 / 08:08 p.m.

Señalado como uno de los choques más importantes en la historia de Tigres, los felinos pisaron la cancha del estadio Beira-Rio, para disputar las semifinales de la Copa Libertadores. Enfrentando al Inter de Porto Alegre, los felinos disputaron su primer partido oficial, desde los Cuartos de Final del mismo torneo ante el Emelec.

En territorio amazónico, los felinos comprobaron la pasión de los seguidores brasileños, al igual que sufrieron un percance muy particular. Durante la ceremonia de los himnos nacional, el mexicano fue cortado de manera sorpresiva, provocando molestia en redes sociales.