CORTESÍA: LA AFICIÓN 
31 de julio de 2016 / 06:53 p.m.

André-Pierre Gingnac, la estrella de Tigres y uno de los mejores jugadores de la Liga Mx, ha entrado en la órbita del Barcelona, el delantero francés que vino a México a mediados de 2015, podría dejar Monterrey para enrolarse con una de las mejores plantillas.

El Barcelona sigue buscando en el mercado un delantero que esté dispuesto a asumir un rol secundario para la próxima temporada, la directiva culé había puesto sus ojos en varios atacantes, pero se toparon con altos costos y también con la negativa de jugadores a pasar más tiempo en la banca que en la cancha.

POR QUÉ SÍ

Gignac podría dar el sí por varios motivos, por ser parte de uno de los mejores equipos del mundo que año con año opta a todos los títulos, sería un integrante más de una de las delanteras más potentes compuestas por Lionel Messi, Luis Suárez y Neymar. El tridente culé que mete miedo a cuanto equipo tiene enfrente.

André-Pierre encaja en el perfil que el Barça busca, un tipo que conozca el mercado europeo y que en el campo se mueva en el área, algo que en México ha demostrado con creces. El atacante francés sabe de la exigencia que han en ese tipo de instituciones y ha trabajado con un entrenador como Marcelo Bielsa que demanda la mayor entrega, algo que ocurre día a día en la ciudad condal.

A sus 30 años, Gignac podría aspirar a ganar la Champions League, el torneo de clubes que anhela cualquier jugador europeo, pero que muy pocos pueden levantar porque la Final está destinada a equipos con las mejores garantías y el Barça es uno de ellos.

POR QUÉ NO

De entrada, Gignac tendría que asumir un papel secundario, aceptar que tendrá escaso protagonismo en el campo, porque el papel estelar será para Messi, Suárez y Neymar. Las grandes citas las viviría como testigo a la espera de que alguno de los tres atacantes que están por delante de él le concedan minutos.

En caso de que el Barça llegue a las finales de la Copa y la Champions, tendrá que aceptar que el tridente lleva mano y que dependerá de las circunstancias para que Luis Enrique opte por él. El año pasado se abrió un espacio por la lesión de Messi, un hueco que ni Sandro ni Munir alcanzaron a llenar, por ello que el Barça busca un jugador con más empaque que pueda ser alternativa de cambio.

Es un hecho que Gignac estaría por delante de Munir en la carrera por ser el cuarto delantero, pero siempre a la espera de minutos. Algo que pudo hacer en la Eurocopa, pues en el torneo que recién terminó estuvo por detrás de Olivier Giroud.