ROBERTO FLORES
3 de junio de 2016 / 07:06 p.m.

Tigres sigue moviéndose de cara al Draft de jugadores y este viernes habría "amarrado" a un pez gordo para la próxima temporada: el argentino Ismael Sosa, proveniente de Pumas.

El "Chuco" vendría como parte de una negociación en la que estarían incluidos los colombianos Francisco Meza y Luis Quiñones, además de alguno más de los cafetaleros que Tigres tiene ya comprados.

Las pláticas entre ambos clubes van muy adelantadas y por lo pronto no seria una venta, sino un préstamo con opción, dado que Pumas quiere mantener a Meza y Quiñones por lo menos otro torneo y que Johan Arango o José Adolfo "Trencito" Valencia también llegue para el Apertura 2016.

Sosa llegó en el Clausura 2014 para los capitalinos proveniente del futbol chileno ha jugado un total de 92 partidos con la camiseta unamita, anotando 29 goles y dando 11 asistencias.

Su mejor torneo fue el Apertura 2015, en el que marcó 11 tantos y llevó a su equipo al. Superliderato de la competencia y a la Final en la liguilla, misma que perdió con Tigres apenas en diciembre del año pasado.

El argentino es un elemento encarador por la banda derecha, con mucha profundidad, buen disparo de media y larga distancia con gol. Vendría a luchar codo a codo por el puesto titular con Jürgen Damm, quien desde la salida de Joffre Guerrón no ha tenido una competencia real en ese puesto.

En el medio futbolístico nacional se piensa que este movimiento de Tigres es previniendo la salida de Javier Aquino a Chivas, aunque este viernes Ricardo Ferretti descartó que quiera negociar al oaxaqueño, a menos que el Rebaño Sagrado pague la cláusula de rescisión que ronda los 10 millones de dólares.