22 de febrero de 2013 / 01:52 p.m.

Monterrey.-• Aunque los amparos contra el incremento al Impuesto Sobre Nómina (ISN) ya han sido interpuestos por empresas éstas no se salvarán del impacto que causará por al menos un año este aumento.

Uno de los aspectos que afectaría es en los salarios pagados a la industria manufacturera –el sector que emplea a la tercera parte de los trabajadores registrados en el IMSS en Nuevo León-.

De acuerdo con datos disponibles del INEGI hasta noviembre del año pasado los sueldos en este sector sumaron 17 mil 469 millones de pesos y en los últimos dos años ha sostenido crecimientos del 6 por ciento, sin embargo, este año el crecimiento podría ser menor, coinciden economistas.

A nivel nacional Nuevo León se ubica como el tercer Estado con la nómina más alta en manufactura, superado por Baja California y Chihuahua que acumulan salarios por más de 20 mil y 18 mil millones de pesos respectivamente, de acuerdo con información de INEGI.

“"Para este año el ritmo de crecimiento de masa salarial va a crecer menos a lo que venía creciendo anteriormente (…) los aumentos salariales van a ser menores de los que eran el año pasado”", señaló Abel Hibert presidente del Colegio de Economistas en la entidad.

Hibert mencionó que en el segundo trimestre del año podrá reflejarse de manera importante el impacto que tendrá el alza de 50% del ISN.

Al mes de enero de este año el sector de manufactura en el Estado emplea a 406 mil 576 personas y de esta cifra más de 49 mil son eventuales, según datos del IMSS.

Sin embargo la Cámara de la Industria de la Transformación (Caintra) Nuevo León ha alertado que en la entidad se perderían unos 18 mil 438 empleos del sector manufacturero por elevar el ISN.

Amado Villarreal, director de investigación del EGAP Gobierno y Política Pública y EGADE Business School, del Sistema Tecnológico de Monterrey coincidió en que el ritmo de crecimiento en los salarios del sector en este año se afectaría:

“"El impuesto manda una señal no atractiva en términos de generación de empleo y eso puede limitar la creación de remuneraciones para ese personal ocupado, el impuesto le impacta tanto al empleo de calidad como al empleo masivo"”.

INEGI detalla que desde el 2010 el sector de manufactura ha registrado avances importantes en sus sueldos, ya que en ese año el monto pagado de salarios asciende a 15 mil 580 millones de pesos (hasta noviembre) y después aumentó a 16 mil 439 millones de pesos.

Iván Imperial, socio de capital humano y obligaciones estatales de la firma consultora KPMG dijo que el proceso de los amparos interpuestos no debe tomar más de 18 meses pero en este tiempo las empresas presionarían a su planta laboral. “"Las empresas se manejan con presupuestos y lo que va a pasar es que apretarán un poco la plantilla laboral”".

ALEJANDRA MENDOZA Y RICARDO GALÁN