10 de septiembre de 2013 / 06:36 p.m.

Ciudad de México • La decisión de no aplicar un impuesto en alimentos y medicinas dentro de la iniciativa de reforma hacendaria, obedece a una maniobra para no obstaculizar la aprobación de la reforma energética, aseguró el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco).

En reunión con medios, Juan Pardinas, director general del instituto, señaló que el gobierno optó por asegurar la viabilidad de la ley en materia energética a costa de sacrificar la fiscal.

En este sentido, Pardinas consideró que el gobierno federal pudo hacer más en la propuesta hacendaria, como por ejemplo aplicar IVA en medicamentos de patente y dejar exentos a los genéricos.

Sin embargo, aceptó que la iniciativa se vio limitada por las circunstancias políticas que vive el país y como consecuencia de no haber hecho reformas en 15 años.

BRAULIO CARBAJAL