8 de enero de 2013 / 02:12 p.m.

Monterrey  A más de dos meses de haberse publicado y a poco tiempo de entrar en vigor la

“Ley de Antilavado” de dinero, aún no existe conocimiento de ésta en algunos de los comercios que serán regulados como joyerías y agencias de autos en Monterrey.

De acuerdo con un sondeo realizado entre comercio por TELEDIARIO Monterrey esta nueva Ley tendría afectaciones no sólo en ventas sino también porque se prestaría a actos de corrupción.

Máximo Leza Araujo, presidente de la Asociación Regiomontana de Comerciantes de Autos (ARCA), señaló que con esta nueva disposición podría haber un impacto en las ventas una vez que se comience a aplicar.

“Entre más reglamentación se presta más a corrupción, seguro va haber asuntos que para no generar más trámites puedan dar una propina.

“Sí nos estorba en la compraventa porque genera desconfianza y hace que los clientes mejor pospongan la decisión”.

El pasado 17 de octubre se publicó en el Diario Oficial de la Federación esta nueva disposición, que tiene como nombre formal: “Ley Federal para la prevención e identificación de operaciones con recursos de procedencia ilícita” y que entrará en vigor el próximo 17 de julio.

Respecto a la venta de autos, la Ley señala que a partir de 3 mil 210 salarios mínimos (más de 200 mil pesos) se considerará como actividad vulnerable:

“La comercialización o distribución habitual o profesional de vehículos nuevos o usados, ya sean aéreos, marítimos o terrestres con un valor igual o superior al equivalente a 3 mil 210 veces el salario mínimo vigente en el Distrito Federal”.

El representante de ARCA explicó que tras estos dos meses de la publicación aún no ha habido reacción de los 80 afiliados:

“No lo ha comentado ningún socio y es señal de que probablemente no estén enterados, no ha habido difusión entonces, si nosotros que estamos en el negocio no tenemos mucho conocimiento imagínese el público”

Leza Araujo estimó que el 2012 cerraron con un crecimiento de un 10 por ciento en sus ventas comparadas con el año pasado y para este 2013 proyectan un crecimiento similar.

Alfredo Ruiz González, encargado de la división de autos semi nuevos de la marca Volkswagen –ubicado en Monterrey-, coincidió en que aún no hay conocimiento de esta nueva Ley y suficiente difusión.

“No hemos tenido alguna operación donde nos hayan exigido eso, ahorita no sabemos exactamente cómo va a estar el asunto”.

Ruiz mencionó que esta nueva disposición va a ser objeto de disgusto por parte de los clientes: “El hecho de estar avisando a la Secretaría va a causar un disgusto, pero quienes buscan lavar dinero no buscan las agencias sino más lotes”.

Roberto Serna, gerente de Joyas Finas Diaro, quien desconocía de la Ley de Antilavado señaló que esta disposición traerá como consecuencias acciones de corrupción:

“Hay gente que por hacer la venta no lo reportan y la gente dice: si lo vas a registrar mejor no te compro, voy con Juan y él no va a decir nada”.

Una empleada de otra joyería ubicada en el centro de Monterrey, quien omitió su nombre, dijo: “No creo que esta Ley vaya a funcionar, a mí no me importa de dónde proviene el dinero, lo que queremos es que haya ventas”.

La trabajadora comentó que este giro de negocio actualmente ha sido afectado al tener bajas ventas.

Milenio publicó en junio pasado, que este sector ha sido impactado al registrar una caída en sus ventas de un 30 por ciento obligando a los comerciantes a cerrar o cambiar de giro, debido a la inseguridad y a los altos precios del metal precioso.

De acuerdo con la publicación “Nueva Ley contra lavado de dinero”, del despacho Pérez Góngora y Asociados, en esta disposición hay tres obligaciones que se contemplan: Identificar a las personas que realicen las transacciones y conservar la información para cuando las requiera la autoridad. Dar aviso cada mes de las operaciones realizadas con terceros y restricción de recibir efectivo por determinadas operaciones.

En la Ley se detallan diversos giros negocios que deberán reportarse cuando sean consideradas vulnerables por los montos que señalan para cada una.

El documento del despacho indica que esta nueva legislación contempla la formación de una Unidad Especializada en Análisis Financiero dependiente de la Procuraduría General de la República que será la encargada de detectar, con la información que reciba, las operaciones realizadas y que se consideren actividades vulnerables.

— ALEJANDRA MENDOZA