ROBERTO FLORES | @BETOFLORES67
10 de marzo de 2017 / 09:37 p.m.

Ante la negativa de los árbitros de dirigir los partidos de la jornada 10 del Clausura 2017, el partido entre Tigres contra Chivas está en peligro de no realizarse, aunque todavía no han recibido confirmación de la Liga MX ni la Federación Mexicana de Futbol.

Aunque los directivos del club felino no quisieron emitir declaraciones hasta no saber oficialmente algo, una fuente al interior del club mencionó que deben esperar que las negociaciones de los altos mandos de la liga y los árbitros lleguen a buen puerto.

"A los directivos no les han informado nada todavía, porque se está haciendo todo lo posible por llegar a un acuerdo. Ahorita ya no se jugó el partido n Veracruz, pero allá en Toluca en las oficinas de la Federación están negociando.

"Los árbitros ya dijeron que paran de esta jornada, pero aquí todavía no se puede definir nada porque la Liga no nos ha avisado nada y no podemos adelantarnos, hay que esperar", explicó.

¿Cree que se defina en horas o hasta mañana a primera hora?
"Ojalá sea rápido, por lo pronto los partidos de las filiales de Fuerzas Básicas si se juegan, al parecer tampoco se jugará en Liga de Ascenso, pero a los de Primera División que están programados mañana no hay nada todavía".

En algunas plataformas de redes sociales se ha llegado a mencionar que incluso se podría echar mano de árbitros del sector amateur, pero la fuente al interior de Tigres lo descartó por completo.

"Los del sector amateur no pueden pitar en Primera División, eso no está siquiera en una posibilidad, tiene que llegarse a un acuerdo, porque no hay otra forma", recalcó.

Además el problema de que no se realicen los partidos del sábado y domingo es que se perderán millones de pesos en rubros como publicidad estática, en las transmisiones de los partidos en televisión, en esquilmos por la venta en los estadios, en fin mucha gente se vería afectada.

"Es por eso que se está buscando llegar a una solución lo antes posible, porque hay mucho dinero f por medio que se estaría perdiendo, mucho, pero mucho dinero para muchas de las partes involucradas dentro y alrededor de un partido de futbol ", señaló.

Por lo pronto, el duelo entre el actual campeón sigue en puerta, sin embargo corre el peligro de no jugarse si en las próximas horas no se llega a un acuerdo con los árbitros mexicanos para evitar que se suspenda éste y el resto de los encuentros del fin de semana.