Alejandra González
17 de septiembre de 2016 / 07:58 p.m.

A Jerónimo Amione y a sus compañeros no les duró el festejo del gol que anotaron al minuto 31. Uno de los árbitros asistentes unos segundos después de la anotación levantó la bandera señalando fuera de lugar, por lo que se generó una serie de reclamos.

Los futbolistas de Tigres ya se dirigían a sus lugares, pero vieron como los de la franja encararon al silbante Paul Delgadillo y se acercaron a tratar de calmar la situación, sin embargo sus rivales empezaron a dirigirse con André-Pierre Gignac, por lo que los felinos no tardaron en alejarlo del problema. Posteriormente los otros dos árbitros se acercaron a apoyar al central y reanudar el partido.

Gignac