SILVIA RODRÍGUEZ
24 de agosto de 2013 / 04:52 p.m.

México • En julio la tasa de desempleo aumentó a 5.12 por ciento, con respecto al mismo mes de 2012, cuando fue de 5.02 por ciento. De esta forma, 2 millones 670 mil 423 personas no tienen un puesto de trabajo. Con cifras desestacionalizadas, la tasa de desempleo fue de 4.93 por ciento, 0.11 puntos porcentuales más que el nivel registrado en junio.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), un 23.6 por ciento de los desocupados no contaba con estudios completos de secundaria, mientras que los de mayor nivel de instrucción representaron el restante 76.4 por ciento.

Las tasas de desempleo más altas, con respecto al promedio total, se dieron en Tabasco, con un promedio de 7.33 por ciento, Tamaulipas (7.10), Querétaro (6.22), Distrito Federal (6.21), Durango (6.01), Guanajuato (5.96), Baja California Sur (5.95), Coahuila (5.92), Tlaxcala (5.92) Estado de México (5.90), Sinaloa (5.86) Nayarit (5.85), Sonora (5.75), Baja California (5.55) y Chihuahua (5.43 por ciento).

En tanto, aquellos estados con las tasas de desempleo inferiores al promedio fueron: Jalisco (4.89), Hidalgo (4.83), Aguascalientes (4.73), Quintana Roo (4.43) Colima (4.27), Michoacán (4.16), Zacatecas (4.11), Morelos (3.73), Veracruz (3.72), Puebla (3.57), San Luis Potosí (3.46), Yucatán (3.25), Chiapas (3.13), Oaxaca (2.59) Campeche (2.57) y Guerrero (2.40 por ciento).

 

Por otra parte, en julio 60.01 por ciento de la población de 14 años y más en el país es económicamente activa (está ocupada o busca estarlo); esta cifra fue ligeramente menor al 60.2 por ciento observado en el mismo mes de 2012; mientras que 39.99 por ciento se dedica al hogar, estudia, está jubilado o pensionado, tiene impedimentos personales o lleva a cabo otras actividades (población no económicamente activa).

 

De la Población Económicamente Activa (PEA), 94.88 por ciento estuvo ocupada en el séptimo mes del año; al interior de ésta, la población subocupada, aquella que declaró tener necesidad y disponibilidad para trabajar más horas, representó 8.6 por ciento. Con datos desestacionalizados, la subocupación fue similar a la de junio (8.41 contra 8.36 por ciento).

 

De la población subocupada, 42.8 por ciento no cuenta con estudios completos de secundaria, y 27.2 por ciento tiene mayor nivel de instrucción. El porcentaje de subocupación es más alto en los hombres que en las mujeres, correspondiendo a esta categoría 9.3 por ciento de la población ocupada masculina, frente a 7.5 por ciento de la femenina.

 

Con respecto al sector informal de la población, la tasa de informalidad laboral se ubicó en 60.04 por ciento de la población ocupada, cifra inferior al 61 por ciento registrado en julio de 2012.

 

En este rubro, el INEGI hizo la acotación de que la medida se refiere a la suma, sin duplicar, de los que son laboralmente vulnerables por la naturaleza de la unidad económica para la que trabajan, con aquellos cuyo vínculo o dependencia laboral no es reconocido por su fuente de trabajo. En esta tasa se incluye —además del componente que labora en micronegocios no registrados o sector informal— a otras modalidades análogas y como los ocupados por cuenta propia en la agricultura de subsistencia, así como a trabajadores que laboran sin la protección de la seguridad social y cuyos servicios son utilizados por unidades económicas registradas.

 

Por último, la tasa de ocupación en el sector informal representó 28.48 por ciento de la población ocupada en julio, cifra ligeramente inferior a 28.87 por ciento del mismo mes de 2012.

 

Este rubro hace referencia a todas las personas que trabajan para unidades económicas no agropecuarias operadas sin registros contables y que funcionan a partir de los recursos del hogar o de la persona que encabeza la actividad, sin que se constituya como empresa, de modo que la actividad en cuestión no tiene una situación identificable e independiente de ese hogar o de la persona que la dirige y que por lo mismo tiende a concretarse en una muy pequeña escala de operación.