ALEJANDRA GONZÁLEZ | @ALEGONZALEZG7
3 de febrero de 2017 / 07:05 p.m.

La aventura de Andy Delort en México no duró mucho. A pesar de que Tigres hizo lo que estaba en sus manos para que el atacante y su familia se sintieran cómodos, el ex dorsal 9 se sentía demasiado lejos de Francia. 

"Debo decir que mi llegada a México era complicado. Fui casi sin preparación y el equipo venía trabajando muy bien. A pesar de todo, yo tuve 4 o 5 juegos y he marcado casi todas las veces.

"El entrenador dijo que me convertiría en un gran jugador si continuaba entrenando como lo hice, pero simplemente no había espacio para todos.

"Con mi familia, nos sentimos un poco solos, a pesar de que los Tigres habían hecho todo lo que era necesario para que me sintiera bien, hasta Gignac también estaba allí, pero Francia faltaba, que era demasiado lejos de casa", mencionó el francés a le10sport.com