18 de junio de 2013 / 02:39 p.m.

Monterrey  • Una caída en el mercado interno es lo que podría estar propiciando la contracción en la generación de empleos en Nuevo León, explicó el presidente del Colegio de Economistas del Estado, Abel Hibert.

De acuerdo a las cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), durante mayo, los puestos formales de trabajo cayeron un 0.05 por ciento en relación al mes de abril.

Durante el quinto mes del 2013 las plazas de trabajo registradas por la dependencia fueron un millón 290 mil 337, cuando en el mes anterior se ubicaron en un millón 291 mil 12 plazas de trabajo.

"Esto es consistente con la desaceleración que también ha estado observando la actividad económica en todo el país. En el primer trimestre el año el Producto Interno Bruto (PIB), creció a una tasa anual de 0.8 por ciento, la producción industrial cayó 0.2 por ciento en el periodo enero a abril 2013 (contra el mismo periodo de 2012).

"El registrar que el número de empleo en el Estado se haya reducido en el mes de mayo con relación al mes de abril es una señal que la desaceleración económica comienza a mostrar sus efectos en la economía de Nuevo León", comentó Hibert.

Y aunque en el comparativo anual hay un crecimiento de 2.2 por ciento, en relación a mayo de 2012; en opinión del especialista, las señales de desaceleración no dejan de ser evidentes, dado que a enero hubo un crecimiento de 3.8 por ciento en la creación de empleos, cuando en el mismo mes del año pasado este indicador fue de 4 por ciento.

"En esta ocasión no le podemos echar la culpa a la situación externa, ya que la actividad económica en Estados Unidos, ha mantenido un crecimiento superior al nuestro. Es un fenómeno de caída en el mercado interno, explicado en parte por el subejercicio de gasto público por parte del Gobierno federal", dijo.

En este sentido, el director de la división de posgrado de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Nuevo León, Julio César Arteaga, coincidió en que la caída en los puestos de empleo puede deberse al hecho de que hay importantes obras de infraestructura que están detenidas.

"Creo que una posible explicación es que durante el mes de mayo se terminaron las adecuaciones del multimodal en el centro de Monterrey; y el sector de la construcción es un sector muy importante en la generación de empleos".

"Lo podría explicar por cuestiones que no se han soltado los recursos federales para la realización de las obras como la Línea Tres del Metro o la Ecovía, que también se está retrasando. No hay, en cuestión de infraestructura todavía no se llevan a cabo obras importantes que se prometieron a nivel federal", comentó el académico.

Asimismo, explicó que para el trimestre de julio a septiembre, podría existir un incremento en las plazas de trabajo, pero serían muy focalizadas al sector turismo.

"En cierta forma, el trimestre de julio a septiembre es de actividad económica relativamente baja, porque algunos salen de vacaciones. A lo mejor no se genera tanta actividad económica, sin embargo, otros sectores como el turístico, uno debería esperar que es una generación de empleo, por la temporada alta", añadió.

Comentó que otro de los sectores que podría generar empleos son los productos de artículos escolares, dado que en estas fechas se incrementa su producción.

"Por otro lado, el mes de agosto es el inicio clases; entonces en julio se dedica una gran parte del gasto a la adquisición de útiles escolares", comentó.

DANIEL ANGUIANO