CARLOS HERNÁNDEZ CASTREJÓN
13 de mayo de 2016 / 03:40 p.m.

Este viernes la defensa de los aficionados de Tigres detenidos tras la riña en el Estadio Corona, promovió la suspensión condicional del procedimiento.

La defensa pidió a la juez que se impusieran condiciones a los imputados, lo cual fue aceptado por las autoridades y se reparó el daño al Club Santos Laguna.

El proceso está suspendido y por tanto los jóvenes quedaron en libertad condicionada.

Ahora deberán cumplir en un término de seis meses disposiciones como no asistir al TSM ni a eventos masivos, tener un comportamiento adecuado ante la sociedad, no beber bebidas alcohólicas y no consumir estupefacientes.

Los abogados defensores se coordinarán con el Club Santos Laguna para ofrecer una disculpa pública dirigida a toda la afición.

Los daños a los 18 vehículos fueron resarcidos ante el Ministerio Público esta mañana.