9 de mayo de 2013 / 11:20 p.m.

Durante abril, la actividad industrial mostró un avance significativo; sin embargo, los empresarios ven como uno de los principales obstáculos para el buen desempeño de sus empresas una actividad económica débil, revela la encuesta mensual de Caintra.

Monterrey • Pese a que la actividad manufacturera de Nuevo León mostró indicios de reactivación en producción durante abril, los industriales ven como principal obstáculo para el buen desempeño de sus empresas una actividad económica débil.

Asimismo, un 29.94 por ciento considera a una menor demanda externa, un 29.30 por ciento señala a la inseguridad y un 19.75 por ciento ubican a escasez de personal capacitado.

De acuerdo con la encuesta mensual “Expectativas Económicas en la Manufactura de Nuevo León”, elaborada por la Cámara de la Industria de Transformación (Caintra) de Nuevo León, arroja que el 37 por ciento de los industriales encuestados contestó que la principal variable que ven como obstáculo es una actividad económica débil.

Según el reporte difundido por la agrupación empresarial, la actividad manufacturera de Nuevo León, muestra ya indicios de reactivación en la producción y la expectativa es que el empleo manufacturero observe un mayor dinamismo.

En su más reciente reporte señala que en el mes de abril se logró un significativo repunte, el número de pedidos creció, donde el índice correspondiente alcanzó los 56.28 puntos.

Los industriales prevén que el volumen físico de producción experimente una expansión, después de una ligera reactivación en marzo. Asimismo se reporta una mayor capacidad utilizada de la empresa.

En contraste, las exportaciones muestran debilitamiento. Esto se refleja en que el 29.94 por ciento de los encuestados menciona que una menor demanda externa obstaculizó su desempeño en abril.

Por el lado de los costos, los manufactureros indican que estos se incrementaron en un menor ritmo que meses anteriores, lo que ha impactado en el descenso del precio de sus productos.

ESTHER HERRERA