14 de junio de 2013 / 03:37 p.m.

 

El tequila mexicano 100 por ciento agave podrá finalmente ser exportado y comercializado a China, anunció hoy el titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Enrique Martínez y Martínez.

"El Ministerio de Salud chino y su comisión de riesgos han decidido que el tequila 100 por ciento agave no es dañino para la salud y, por lo tanto, queda fuera de la normatividad y regulación que antes impedía su acceso", dijo el secretario, en entrevista telefónica con Notimex desde Pekín.

""Esto significa que de manera inmediata se pueda proceder a hacer las transaccionescomerciales para que este producto esté en China"", agregó el funcionario, quien concluyó una visita a Asia.

El tequila 100 por ciento agave, producto insignia de la gastronomía mexicana y exportado a todo el planeta, no podía ser exportado hasta la fecha al gigante asiático por una norma sanitaria que sólo permite unos niveles de 200 miligramos de metanol por litro de alcohol.

El tequila puro supera estos niveles, por lo que un sector de este producto ?y en consecuencia sus empresas mexicanas- quedaban fuera del floreciente mercado chino, donde el consumo de alcohol local (licor de arroz) y extranjero (whisky, coñac, vodka, ron) creció en los últimos años, impulsado por la clase media de unos 300 millones de personas.

El secretario también señaló que "se han destrabado todos los trámites para que la carne de puerco esté próximamente en China", y ahora los empresarios mexicanos están en disposición de negociar con sus contrapartes chinas para obtener las licencias de importación.

""Los productores notan la gran diferencia por parte de los funcionarios chinos respecto a delegaciones similares en el pasado"", matizó Martínez y Martínez, en referencia a las trabas que en los últimos años habían tenido los productores mexicanos de cerdo para vender en China, pese a los acuerdos obtenidos.

Martínez y Martínez dijo que, además de estos dos productos, que México buscaba desde hace años exportar a China, también mantuvo reuniones para permitir la entrada de mango y limón mexicanos al gigante asiático.

Acompañado de una delegación compuesta por empresarios, funcionarios y representantes de instituciones como el Consejo Regulador del Tequila, el Consejo Nacional Agropecuario o la Unión Nacional de Avicultores, Martínez y Martínez llegó a Asia el pasado sábado para participar en un Foro China-América Latina de cooperación agrícola.

Además, para realizar reuniones de trabajo en Pekín y Seúl, Corea del Sur.Asimismo, Martínez y Martínez explicó a esta agencia que existe "deseo de inversionistas chinos en invertir o coinvertir con socios mexicanos en el sector agroalimentario de México".

Destacó el "avance constructivo y positivo" de las reuniones que mantuvo con sus homólogos chinos de Comercio y Agricultura, en el marco del "relanzamiento de las relaciones" tras la visita del presidente Xi Jinping a México y su reunión con el mandatario Enrique Peña Nieto.

México, por otra parte, está interesado en establecer una cooperación con la Academia China de Ciencias Agrícolas con el objetivo de mantener "intercambios" a nivel de investigación.

En especial, el secretario apuntó que interesa a México conocer las experiencias de China a nivel de ""inducción de lluvia, con el objetivo de combatir la sequía provocada por el cambio climático y que tanto daña a la producción agrícola"".

China tiene un ambicioso plan nacional para construir un sistema de modificación del tiempo para 2020, según lo anunciado por el gobierno, y entre lo propuesto figura aumentar las precipitaciones en 60 mil toneladas anuales con lluvias artificiales, que se logran con el lanzamiento de cohetes de yoduro de plata a la atmósfera que provocan la descomposición de las nubes y, por tanto, la lluvia.

Esta técnica de lanzar, por medio de cohetes, yoduro de plata a la atmósfera, con el objetivo de provocar lluvia y nieve artificial, es utilizada de forma recurrente por China para limpiar la atmósfera de contaminación o mitigar sequías como la que azotó en 2010 a zonas del país, la peor en 100 años.

""Es una de las técnicas que estamos estudiando"", dijo Martínez y Martínez, que señaló sin embargo que es consciente de los "inconvenientes" que ella tiene.

— NOTIMEX