EDUARDO TORRES | @EDUTORRESR
10 de enero de 2018 / 11:55 a.m.

El martes 9 de enero, afuera de las oficinas de Tigres, Miguel Ángel Garza habló y contestó varias preguntas de los reporteros que acudieron. Cuestionaron si se le buscaba un sustituto para Damián Álvarez, y respondió “No, hasta ahorita no tenemos ningún sustituto para Damián, no estamos buscando”

¿Quién es el suplente de Javier Aquino entonces? ¿Qué pasa si tiene sobrecarga de trabajo por los partidos que tendrá con selección previo al Mundial? Hay que enfrentar 30 partidos, hay que viajar a centroamérica y Estados Unidos, ¿y si hay una lesión que no puedas controlar o evitar? ¿Por qué no buscarle un sustituto a Damián Álvarez después de haberse retirado?

En enero de 2017 Tigres hizo una contratación importante, un colombiano joven y con muchísimo potencial que ya ha tenido actividad en sub-20 y en Tigres Premier, tiene gambeta y gol, sobretodo en contragolpes. Participó en la Copa Dallas en el verano del año pasado y tuvo una muy buena actuación frente a Toronto y Monterrey en la categoría sub-19.

Estoy hablando de Luis Fernando Bonilla Ramírez, un colombiano de 20 años nacido el 19 de septiembre de 1997. Mide 1.74 y pesa 62 kilos. Un extremo izquierdo de gambeta y profundidad, aparte de una correcta lectura de los espacios en contragolpes, capaz de usar todo el carril y de centralizarse cuando sea necesario.

Tiene la calidad suficiente para ser un suplente de extremo izquierdo, aunque no es igual jugar en divisiones con límite de edad, ya suma experiencia en partidos ligueros sobretodo de sub-20. Además ya participó con el primer equipo en Copa MX, aunque fueron menos de 10 minutos, es ya una señal de que Ricardo Ferretti puede tenerlo contemplado, igual que en su momento sucedió con Julián Quiñones.

Confíen en mí: si Tigres decide no contratar a nadie para ocupar esa posición, Luis Bonilla es buena idea para ocupar ese puesto en la plantilla.

Twitter: @edutorresr