10 de enero de 2013 / 03:29 p.m.

 El Banco Central Europeo (BCE) mantuvo hoy sin cambios las tasas de interés en la zona del euro en un 0.75 por ciento, según lo anunció el consejo de gobierno de esa institución con sede en Frankfurt al término de su primera reunión al iniciar 2013.

La decisión era esperada por los expertos alemanes del ámbito económico, que asimismo no prevén que durante las próximas semanas se anuncie una baja de las tasas, que actualmente ocupan su nivel mínimo histórico.

El presidente del BCE, el italiano Mario Draghi, presentará este jueves, al término de la reunión del consejo de gobierno en Frankfurt, sus estimaciones respecto al desarrollo económico en la eurozona.

Los expertos alemanes en economía se mantienen por su parte atentos a las declaraciones que Draghi haga respecto a la introducción en el mercado de nuevos bonos de deuda por parte de España, con el fin de captar capital.

De acuerdo a operadores en los mercados alemanes, una de las cuestiones de mayor expectación se refiere a la forma en que los inversionistas reaccionarán a las nuevas cláusulas de conversión de deuda (CAC).

Dichas cláusulas entraron en vigor en la zona del euro al iniciar el presente año y éstas prevén normas vinculantes para proteger a inversionistas en caso de que los estados tengan problemas de liquidez.

Asimismo existe expectación ante la visita a España por parte de Mario Draghi, prevista la próxima semana, al tiempo que ese país europeo no descartó hasta ahora por completo la necesidad de acudir a la ayuda del Fondo Europeo de Rescate.

Los altos directivos del BCE presentarán asimismo durante la conferencia de prensa de este día en Frankfurt los nuevos billetes de cinco euros, que incluyen nuevos hologramas y contraseñas para una mayor seguridad contra falsificaciones.

La divisa única se cotizó este jueves por otra parte en los mercados en Frankfurt por encima de la marca de 1.31 frente al dólar, luego de que en días anteriores había retrocedido hasta tocar la marca de 1.29 ante la divisa estadunidense.

Expertos alemanes del ámbito económico resaltaron que si bien la divisa única europea no recibe impulsos por parte del BCE, que mantuvo las tasas sin cambio, sí resultó favorecida por el positivo desarrollo de las exportaciones de China, así como dada la introducción de nuevos bonos españoles.

Notimex