19 de noviembre de 2013 / 10:43 p.m.

Nueva York.- Tras estar prácticamente desterrado durante varias semanas, el rojo vuelve a recuperar cierto protagonismo en Wall Street, donde el selectivo S&P 500 encadenó por primera vez en lo que va de noviembre dos jornadas a la baja, y muchos se preguntan si se ha alcanzado ya un punto de inflexión. El Dow Jones de Industriales -que también cerró hoy con pérdidas- y el S&P 500 llevan un ritmo alcista frenético desde principios de octubre, marcando con frecuencia nuevos récords históricos que vuelven a superar a los pocos días, una dinámica que los analistas entienden que debe cambiar más pronto que tarde. Según los datos finales de la sesión, el Dow Jones bajó hoy un 0,06 % (8,99 puntos) hasta 15.967,03 enteros, mientras que el selectivo S&P 500 cedió 0,20 % (-3,66 puntos) y quedó en 1.787,87 unidades. La mayores pérdidas de la sesión las registró el índice compuesto del mercado Nasdaq, que descendió 0,44 % (-17,52 puntos) y se situó en 3.931,55 enteros. El buen ritmo que han experimentado los mercados en lo que va de otoño ha venido siempre de la mano de la extensión del programa de compra de bonos de deuda estadounidense por parte de la Reserva Federal (Fed), una medida de estímulo monetario sobre el futuro de la cual ahora planean ciertas dudas. Aunque la nominada por la Casa Blanca y presumible futura presidenta de la Fed, Janet Yellen, indicó en su audiencia de confirmación en el Senado que cree en la eficacia de esta herramienta monetaria, son cada vez más las voces que, desde dentro del propio banco central, apuntan a una hipotética flexibilización. Todo ello ha llevado a que la confianza de los mercados haya empezado a remitir, y los inversores examinan con lupa cada movimiento de los miembros de la Fed, por lo que estarán especialmente atentos a la intervención esta noche del presidente del banco central, Ben Bernanke, en la reunión anual de la Asociación de Economistas de Empresas.

EFE