SAÚL RODRÍGUEZ | @SAULRDZ1990
21 de marzo de 2017 / 12:03 p.m.

Andy Delort volvió a reiterar que salió de Tigres porque no logró adaptarse a una nueva vida en México.

En entrevista con L’Equipe, el atacante del Toulouse destacó que a pesar que jugó poco, logró hacer goles con la casaca felina.

"En México no estaba jugando todo el tiempo. Las pocas veces que he jugado, he marcado pero no me fue bien tampoco. Quería regresar a casa. Aunque los mexicanos son gente increíble y fui muy bien recibido, mi familia y yo nos sentimos solos".

El galo también habló sobre su tatuaje de la lágrima negra en el rostro y reveló que se lo hizo por las situaciones difíciles por las que ha pasado en la vida.

"Había cosas muy complicadas. Mi padre se puso enfermo. He tenido algunos problemas con mi madre. Mi padre se vio obligado a abandonarnos. Duró dos meses. Fue un momento muy difícil en mi vida. Lloré en mi vida, para bien y para mal. Viví cosas extraordinarias y cosas muy duras, así que no me olvido de mis lágrimas", expresó.