8 de febrero de 2013 / 10:15 p.m.

Unos de los principales riesgos para la cementera son una recuperación más lenta de lo esperado en Estados Unidos y que continúe débil el sector residencial formal en el país, dijo Barclays.

 Ciudad de México • A pesar de los resultados positivos de Cemex en Estados Unidos y el manejo de la deuda de la empresa durante 2012, la recuperación en otros mercados será necesaria para impulsar el crecimiento de la empresa en el futuro, coincidieron analistas.

De acuerdo con Acciones y Valores Banamex Casa de Bolsa (Accival), la calificación de la compañía es de Riesgo Alto, debido a su elevado apalancamiento financiero, al pobre desempeño financiero reciente y a la incertidumbre en la demanda del sector de construcción en varios de los países clave donde opera.

La institución financiera detalló que si bien los alientan los resultados positivos en Estados Unidos y el manejo de la deuda de la empresa que condujo a la colocación de bonos en octubre pasado, y a la oferta pública inicial de Cemex Latin Holdings, nos gustaría ver una mayor recuperación en la Unión Americana y otras regiones.

Precisó que los principales riesgos negativos para las acciones de la cementera incluyen una mayor debilidad a la anticipada actividad de construcción en Estados Unidos y Europa, así como en la demanda de materiales pesados de construcción y reducción de precios.

"Si el impacto de cualquiera de estos riesgos resulta ser mayor al anticipado, las acciones podrían tener dificultades para alcanzar nuestro precio objetivo" refirió Accival.

En este sentido, Barclays expuso que los principales riesgos son una recuperación más lenta de lo esperado en Estados Unidos y que continúe débil el sector residencial formal en el país.

"En 2012 el sector residencial mexicano era un lastre para el volumen de cemento. Un mayor deterioro pudiera impactar negativamente en la región más importante de la compañía" afirmó.

En materia fiscal, agregó, podría afectar la actividad económica en ese país y con ello la construcción privada, lo que implicaría una disminución en volumen de la empresa.

NOTIMEX