15 de enero de 2013 / 03:00 p.m.

París • Las perspectivas de crecimiento en la zona euro se estabilizan tras un periodo de desaceleración, en particular en sus tres mayores economías, Alemania, Francia e Italia, y una mejora en China, al igual que en Brasil, donde hay señales de que lo peor está atrás, según la OCDE.

Tras un periodo de desaceleración en China, “"las señales de que se ha llegado a un punto de inflexión son más fuertes"” que en diciembre, precisa la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en un informe sobre los indicadores compuestos orientativos.

Concebido para anticipar los puntos de inflexión de la actividad económica con relación a su tendencia, estos indicadores compuestos confirman, entre otras cosas, que prosigue el crecimiento sostenido en Estados Unidos y Reino Unido.

Japón, que ha tenido hasta ahora un crecimiento débil, y Brasil, en plena desaceleración, se dirigen por su lado a un periodo de estabilización de sus respectivas economías.

Por su parte, las perspectivas de Canadá y Rusia son de un crecimiento débil.

India se prepara para un rebote tras la estabilización observada en diciembre por la OCDE.

El indicador adelantado compuesto del centro de estudios con sede en París para los 33 países miembros de la OCDE se mantuvo estable en noviembre, desde octubre, en 100.2 puntos, ligeramente arriba del promedio de largo plazo, de 100.

Por separado se informó que la producción de las fábricas de la zona euro bajó por tercer mes seguido en noviembre contra las previsiones de un ascenso, aunque el final de 2012 probablemente marcó el punto más bajo de la recesión del bloque.

La producción industrial en 17 naciones que comparten el euro descendió 0.3 por ciento en noviembre desde el mes previo, continuando su caída desde el verano europeo, informó este lunes Eurostat, la oficina de estadísticas de la Unión Europea.

La producción fabril, de la cual dos tercios se genera en Alemania, Francia e Italia, también cayó casi 4 por ciento en términos anuales en noviembre.

“"La incertidumbre, el riesgo de una ruptura de la zona euro, fue un lastre importante en la actividad empresarial el año pasado, pero en 2013 estamos empezando a ver cierta estabilización, esperamos un recuperación especialmente en Alemania"”, dijo Ulrike Rondorf, economista de Commerzbank.

AGENCIAS